Consejos para mantener los neumáticos de la furgo

neumáticos

El factor humano, es decir, el propietario o conductor de un vehículo son los principales responsables de los accidentes de tráfico, ocasionandos entre el 70% y el 90% de todos estos. Los incidentes producidos cuando la forma de conducir no se adapta a las condiciones de la vía o climatológicas aparecen entre el 10 y el 35% de los accidentes. Por último, el factor vehículo es el menos habitual entre los posibles implicados como causa de un accidente de tráfico, siendo el responsable de entre el 4 y el 13% de éstos.

Neumáticos para el verano

Los neumáticos de verano son los adecuados para la época de calor que se acerca. Son útiles de abril a octubre aproximadamente. Su agarre será óptimo en carreteras secas y con condiciones climáticas templadas. En caso de no tener cuatro neumáticos de este tipo, éstos deberán ser iguales en todas las ruedas o, al menos, iguales en cada eje. Asimismo, es importante destacar que en ningún caso se podrán montar neumáticos con un índice de carga o velocidad inferior a la indicada por el fabricante. Para consultar cualquiera de las características de los neumáticos y los precios de éstos se puede consultar la plataforma virtual antes mencionada.

¿Cuándo cambiar los neumáticos?

Es aconsejable cambiar los neumáticos cada 4 o 5 años o cuando la profundidad del dibujo llegue a  menos de 2 mm. En caso de que alcance 1,6 mm será imprescindible para la seguridad vial. Si se producen cortes, grietas o bultos no se deberá esperar a los momentos antes mencionados para el cambio, sino que este se hará de forma urgente. Para ello, los propietarios de un vehículo pueden acudir a la tienda online neumaticos-online.es y encontrar cualquier tipo de neumático o accesorio para éstos.

Cuidados para los neumáticos

Se recomienda comprobar periódicamente la presión de inflado, labor que se debe hacer mediante un manómetro cuando los neumáticos estén fríos. La presión debe ser siempre la recomendada por el fabricante, ya que en caso de que ésta sea inferior o superior a la indicada se desgastarían de manera irregular, es decir, más por los bordes o más por el centro. Asimismo, se deformarían o se calentarían, perdiendo zona de contacto con la calzada y adherencia a la misma. Además, deteriorarían la suspensión aumentando el riesgo de reventón o de aquaplaning.

Los neumáticos, clave para evitar accidentes

Los fallos más comunes y frecuentes este último sector son aquellos que se producen por los neumáticos, seguidos por frenos, iluminación, fallos de dirección o exceso de carga y mala distribución de ésta. Normalmente, la persona conductora es la responsable de estos fallos, ya que podría evitarlos con un mantenimiento adecuado de su automóvil.

Es importante mantener el cuidado en los elementos de seguridad activa o primaria de un vehículo, de los que forman parte las ruedas, frenos, suspensión, dirección, luces, etc. La principal causa de accidentes por fallo mecánico suele ser el mal estado de los neumáticos, ya que de esta manera el automóvil tiene menos adherencia y frena peor. Por tanto, se trata del elemento que más supervisión necesita.

Compartir
Furgosfera es una revista online sobre viajes en furgoneta y estilo de vida camper. #Allyouneedisroad