5 razones para viajar a la Provenza en furgo

Fotos: 69 campers

La Provenza en furgoneta: Un viaje de oro azul

Provenza en furgo: Es uno de esos viajes que quedan en la retina a través de kilómetros de campos de lavanda, de seducción en pequeños cafés y de trazos de paisajes al estilo Cèzanne, Van Gogh o Picasso. Así es este rincón de Francia: un lugar que atrapa y que te invita a degustar el paisaje, a recorrer sus rutas mediterráneas, a pasear por los mercados, a catar sus vinos y vivir los ciclos naturales de este reducto viajero al que vale la pena ir y al que seguro que volveremos.

Es fácil llegar por carretera

Desde España tenemos la suerte de poder llegar a la Provenza por carretera y que el recorrido en sí sea una experiencia. Llegando desde el oeste se puede acceder a Francia por el paso fronterizo de Irún. Antes se podía utilizar la Autopista del Mar y pasar en ferry desde Gijón a Nantes, pero este servicio quedó suspendido en 2015 sin visos de reapertura. Si llegáis desde el centro o el este, podéis pasar por La Jonquera desde Catalunya. También se puede llegar en tren o avión y alquilar allí un vehículo que nos permita recorrer la zona.

Puedes hacer paradas por el camino

La Provenza en furgoneta: Un viaje de oro azulEn nuestro camino hacia la región podemos hacer algunas paradas, porque cruzando los Pirineos nos topamos con Perpiñán y los castillos cátaros, la costa de Languedoc, donde degustar ostras y mejillones o la Reserva Africana de Sigean. También encontraremos a nuestro paso la ciudad de Montpellier. Si os gusta el queso, podéis visitar la localidad de Roquefort antes de llegar a la Provenza, o quizá no queráis perder la oportunidad de escalar en las gargantas y los desfiladeros del Tarn.

Un lugar, infinitas posibilidades

Ya en Provenza, y tras visitar los monumentos romanos de Nimes, podemos lanzarnos de cabeza a la típica vida provenzal en Uzès, donde visitar pequeños pueblos y empezar a disfrutar de los vinos y la gastronomía. Las históricas ciudades de Aviñón, Orange, Arles, y Aigües Mortes son visitas obligadas si queremos hacer turismo cultural y tenemos tiempo.

Te puedes meter en un cuadro

En concreto, Aviñón y sus alrededores nos mostrarán los trazos de la Provenza más cinematográfica y artística. La Ruta de la Lavanda o el Mont Ventoux son respiros de aire fresco en plena naturaleza, al igual que el pueblito de Cassis, donde se puede hacer senderismo frente al mar. El lujo desmedido y el glamour francés se abren paso en las animadas ciudades de la Costa Azul.

La Provenza en furgoneta: Un viaje de oro azulLa Provenza desprende aroma de lavanda y jabón de Marsella, gusto de vinos afrutados, gastronomía añeja y paisajes que os dejarán con la boca abierta. Para conocerla se necesita tiempo, (y si no que se lo digan al escritor Peter Mayle, que captó en 12 deliciosos capítulos la vida provenzal, mes a mes, durante un año en la Provenza).

Francia es un paraíso para la pernocta

Aquí os dejamos un mapa con todos los lugares furgoperfectos en Francia que podéis imaginar, la mayoría de áreas de pernocta son gratuitas, aunque hay alguna que otra privada también. ¡Que lo disfrutéis!