Baño en la furgo, ¿sí o no? Esa es la cuestión.

baño en la furgo si o no

Existe una gran polémica entre los furgoneteros sobre si llevar baño en una furgo camper o aprovechar ese espacio para otras funciones. Nosotros ya vamos camino de nuestra tercera camper y hemos podido vivir y experimentar tanto el proceso de camperización como la vida dentro de una furgoneta camper. Todo ello lo compartimos en nuestras redes sociales y en nuestra página web.

En nuestro caso, todas nuestras furgonetas camper han tenido baño con potty y ducha. Todas han tenido un diseño y tamaño diferente además de haberlos instalado en ubicaciones muy distintas. Hemos probado con potty portátil, con potty fijo y con wc seco en esta última. También probamos con ducha y potty por separado y con el plato de ducha en la misma zona que el potty. Además, en la primera furgoneta camper hicimos una distribución clásica, ubicando el baño en la parte central de la vivienda; y en la segunda decidimos ubicarlo al final del vehículo para dar más amplitud en el interior de la camper. Como podéis ver, hay cientos de opciones para poner un baño en tu casita con ruedas. 

Con ello, se sobreentiende que nosotros somos de los que piensan que un baño en una furgoneta camper sí es necesario. Aquí te vamos a contar algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de decidir montar un baño en la furgo, así como las ventajas y desventajas de tenerlo. 

Dónde ubicar el baño en la furgo

Suscríbete a Furgosfera

Lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño de tu camper. Dependiendo del largo del vehículo, será recomendable instalar el baño en la misma entrada (detrás del piloto), en la parte central o al final del vehículo. Por ello, tendrás que hacer un buen diseño interior de tu furgoneta camper, jugando con los espacios e instalaciones que desees poner, y encontrar la mejor ubicación para tu baño. Algunos datos que puedes tener en cuenta a la hora de instalar tu baño es que (esto es lo más común, pero no por ello obligatorio): se suele colocar en el mismo lado que está el depósito de agua, las medidas de un baño para furgoneta camper son de 70×100 y se suele ubicar en el lado izquierdo de la furgo (la parte del piloto). 

Otro aspecto importante es el propio diseño del baño, es decir, si quieres la ducha por separado o prefieres tener potty y ducha en el mismo espacio. Un baño cuyo plato de ducha es el mismo espacio para el potty suele ser de 70×70 (lo justo para que al estar sentado no te choquen las rodillas con la puerta), y debe ser necesariamente un WC portátil (que puedas quitar para ducharte). Esta última opción te dará más amplitud en el resto de la vivienda pero te restará comodidad en el interior del baño. 

Otro dato a tener en cuenta es que mucha gente rechaza el baño en la furgoneta por los productos que necesita el potty para evitar los malos olores. Estos productos son químicos con un alto contenido en formaldehidos, principal agente contaminante de esas pastillas o líquidos. Por ello, debemos saber que existen productos de higiene para los pottys que son totalmente ecológicos y no dañan tanto el medio ambiente. Y por supuesto, está la opción del baño seco, pero de esto os hablamos más detalladamente en nuestro blog

Por último, otra consideración a tener en cuenta es si poner o no lavabo en el propio baño. Por nuestra experiencia, al lavabo no se le da mucho uso ya que el mismo fregadero de la cocina nos aporta la misma función y además es mucho más cómodo por el tamaño y el espacio disponible. No hay que olvidar que el baño será un espacio cerrado y no tendrás mucha movilidad en su interior, por ello es mejor poner únicamente lo necesario, es decir, wc y ducha. 

distribución de furgo con baño

Ventajas y desventajas del baño en la camper

Por lo que respecta a las ventajas que nosotros hemos encontrado a la hora de tener un baño en nuestra furgo, es que disponemos de una ducha con agua caliente en todo momento y esto es algo que pudimos valorar en nuestra “Expedición Cabo Norte” (que compartimos en nuestro canal de youtube). Cuando no conseguíamos agua para nuestra furgoneta, nos veíamos obligados a ducharnos en espacios públicos adaptados a este servicio. Normalmente lo hacíamos en las gasolineras, pero en muchas de ellas sólo dejaban ducharse a los camioneros. Lo cierto es que fueron unos días complicados, más aún viviendo con una bebé de pocos meses, y aquí valoramos muchísimo disponer de una ducha con agua caliente en tu vivienda. 

El tema del potty o wc seco es algo más personal según nuestro punto de vista. Al final puedes encontrar un servicio público en la ciudad o, si estás en el campo, con una pala y un poco de papel higiénico puedes apañarte divinamente. Eso sí, disponer de un wc en tu furgoneta camper puede sacarte de un apuro en más de una ocasión. Sobre todo por las noches, cuando estás de relax dentro de tu furgo y no te apetece salir a la intemperie, con la humedad y el frío que hace, para hacer tus necesidades. Al fin y al cabo, disponer de wc en la furgo es más una comodidad que una necesidad. 

Por otro lado, las posibles desventajas que hemos encontrado a la hora de instalar un baño en la furgoneta camper se centran en temas de espacio e instalaciones. Está claro que el baño va a ocupar un espacio considerable de tu camper y a veces, esta opción resta comodidad a la cama, la cocina o el salón comedor. De ahí la importancia de un buen diseño y distribución interior. 

Además, poner un baño supone realizar una correcta instalación de agua y de gas para tener agua caliente, con sus correspondientes depósitos de agua limpia, aguas grises y aguas negras. Y claro está, el papeleo que todo ello conlleva a la hora de conseguir los boletines y certificados para poder homologar el gas. Aunque también es importante saber que existen calentadores a 12v o por aire que no necesitan gas.

Por último, y creo que esta es la peor parte de tener un baño con wc, es la limpieza del depósito de aguas negras. Ya tengas un potty fijo, portátil o seco, en algún momento te tocará vaciarlo y, siendo sinceros, no es nada agradable. 

Con todo ello esperamos haber solventado algunas de las dudas que tiene la gente a la hora de tomar la decisión de poner, o no, un baño en su furgoneta camper. Todo esto sólo es una pequeña parte de lo que compartimos en nuestras redes sociales y el blog que tenemos en nuestra web sobre camperizaciones y vanlife. 

Esperamos veros por la carretera o, en su defecto, paseando por el monte con una pala y un rollo de papel higiénico.