La furgo es la forma de turismo más sostenible

El turismo más sostenible
Photo by Florian Schreiber on Unsplash

Viajar en furgo, autocaravana o caravana es la forma de turismo más sostenible según el último estudio del Öko-Institut para la Asociación Alemana del Caravaning.

Para determinar cuál es la forma de turismo más sostenible, el estudio del Öko-Institut ha analizado el impacto medioambiental de diferentes opciones en cada fase del viaje: llegada, salida, estancia, alimentación y movilidad en el lugar. Las conclusiones son claras: el viaje en camper o autocaravana es el que produce, en conjunto, menos emisiones de CO2.

Una de las comparativas que podemos ver en el estudio se basa en un viaje de fin de semana para dos personas a una ciudad cercana. Aunque durante el trayecto de ida y vuelta se producen menos emisiones viajando en coche que en furgo, alojarse una noche en un hotel produce hasta diez veces más emisiones que hacerlo en una caravana o autocaravana. En el cómputo global, por tanto, viajar en coche y alojarse en un hotel resulta mucho más dañino para la atmósfera que viajar y alojarse en una furgoneta.

Pero incluso si viajáramos en coche o en autobús, la reducción de emisiones del transporte público seguiría sin compensar el CO2 que emitirá nuestra noche de hotel. Cuantas más noches fuera de casa y menos lejos de ésta nos vayamos, más sostenible se vuelve el caravaning en comparación con las otras opciones.

Suscríbete a Furgosfera

En el caso de los viajes de larga distancia, el estudio compara el impacto de un viaje al extranjero en autocaravana con el de ir en avión y alojarse en un hotel. De nuevo, el turismo itinerante se presenta como una opción mucho más sostenible.

¡Una razón más para seguir amando y defendiendo esta forma de moverse, de viajar y de vivir!

Y tú, ¿ya sabías que el caravaning es la forma de turismo más sostenible?

Cuando nació empezó a tirar del hilo, no sabe a dónde lleva, pero es rojo y eso le gusta, así que sigue tirando y tirando, disfrutando del camino sin preocuparse del destino. No sabe a dónde va, pero por ahora no puede ser más feliz de por dónde la ha llevado. Barcelona es uno de los amores de su vida. Le deprime la rutina. Y a veces se cree un búho, pero es más una pingüina.