Cómo educar viajando en furgo

educar viajando en furgo

Ya venía siendo fuerte el boom de las furgos en España y esta cuarentena no ha traído sino más ganas de experimentar la libertad sobre ruedas. Si la tuya es una de esas familias que está deseando con toda su alma irse a un viaje largo en camper, pero te frena el tema de educar viajando, este post es para ti. Te voy a hacer un resumen rápido de las opciones que tienes para que puedas planear el road trip que estás deseando.

Pero antes te pido dos cosas:

Primera, reflexiona un momento sobre estas preguntas: ¿Qué es para ti la educación? ¿Qué diferencia encuentras con la crianza? ¿Cuál tiene más peso para ti?  Y, por último, piensa en tu recorrido desde la guardería hasta el instituto o la universidad pasando por el colegio, la vida que tienes y como te sientes con ella en general. Estas son reflexiones para ti y puede que te lleven un rato. 

Suscríbete a Furgosfera

Segunda, si tus peques tienen menos de 6 años, no esperes, no tengas miedo, ¡¡arranca la furgo y a disfrutar!!

¿Qué opciones tenemos para educar a nuestra prole?

Para que lo que vayas leyendo tenga sentido, te dejo aquí un pequeño resumen de las diferentes opciones educativas de las que disponemos a día de hoy:

      – La educación tradicional. Es la que hemos seguido la gran mayoría de nosotros. La que sigue el currículo que marca el ministerio de educación.

       Educación a distancia por el CIDEAD (Centro integrado de Enseñanzas regladas a distancia). Proporciona atención educativa de educación básica y secundaria a los ciudadanos españoles en el exterior o a aquellas personas que aún residiendo en el territorio nacional se ven imposibilitadas para recibir educación a través del régimen ordinario.

       El homeschooling, la educación en casa. En general sería la misma educación tradicional, siguiendo el currículo, pero enseñada en casa. También puede seguir cualquier pedagogía o método dirigido, con temarios y contenidos establecidos, incluso pedagogías alternativas como Montessori, Charlotte Manson o cualquier otro. Esta forma permite en cierta manera, ir un poco más al ritmo del niño y tener, por supuesto, una atención personalizada, con horarios a definir por la familia. En España no está regulado.

unschooling

Dentro del homeschooling tenemos varias alternativas:

  • El unschooling. Educación autodirigida. Se guía por los intereses y motivaciones del niño. El aprendizaje es espontáneo, está en todos lados y no se separa el tiempo para aprender del resto de las cosas que pasan en el día, porque en todas partes hay potencial material educativo y los niños hacen preguntas y tienen intereses. Son los padres los que están atentos para acompañar ese interés y la búsqueda de información. Es por esto que esta modalidad usualmente pasa a ser un estilo de vida. En el homeschooling se pretende enseñar a los niños y en el unschooling, ayudar a aprender, involucrándose de manera activa, pero sin dirigir su aprendizaje.
  • Radical unschooling. Cuando el unschooling se extiende a todos los ámbitos de la vida: no hay una hora estricta de ir a dormir, ni tiempo de pantalla limitado, horas de comer… y así con todo. En línea con la crianza consciente. ¡Ojo! Los padres no tienen un papel pasivo, deben ofrecer las oportunidades y entornos adecuados.
  • Worldschooling. El mundo por escuela. Esto puede hacerse de muchas maneras y además acoge a todas las formas de abordar la educación expuestas anteriormente. Pueden ser familias que viven viajando sin un lugar base, nómadas. O pueden tener un lugar base al que vuelven periódicamente, o vivir en una casa y salir de viaje de vez en cuando. Incluso sin viajar demasiado podrías ser worldschooler ya que se trata de una manera de estar, de la intención que pongas en tus viajes.  En el worldschooling los niños y niñas crecen en contacto con diversas culturas, con diferentes maneras de comunicarse y de hablarse, religiones, festejos y tradiciones; desarrollando una riqueza de experiencia multicultural, de cosmovisiones y de diversidad. Adquieren habilidades para relacionarse, para buscar y encontrar su lugar allí donde vayan. Les hace empáticos y tolerantes y les permite crecer con menos prejuicios.

¿Cómo educar viajando en furgo?

¿Y cómo educar viajando en furgo? Hay que poner muchas cosas en la balanza.

Si tienes un tiempo de viaje definido, vamos a poner 6 meses, no debería ser complicado conseguir 6 meses de tu propio tiempo y del de tus hijos para hacer lo que quieras con tu vida, ¿no? Coge los 3 meses de verano más mes y medio del curso anterior y otro mes y medio del siguiente. Eso lo hicieron mis padres con nosotras cuando yo tenia 10 años y nos fuimos a Italia, un viaje del que tengo recuerdos imborrables. Tendrías que hablar con el colegio para la plaza y esos detalles. 

Si te planteas un año de ruta puedes presentar un proyecto, una guía de aprendizaje que pueden llevar los niños. Por ejemplo, sobre la fauna de los países que van a cruzar, de la meteorología, las religiones… ¡hay tanto! Porque todo el conocimiento está ahí fuera, luego fue cuando se escribió en los libros.

«Todo el conocimiento está ahí fuera, luego fue cuando se escribió en los libros»

Nosotros comenzamos a abrazar el aprendizaje autodirigido hace 4 años, antes de comenzar nuestra vida nómada en 2018. Nacemos con la necesidad de aprender, somos criaturas curiosas. Cada niño es un científico que necesita tocar y experimentar, así que déjales hacer y prepara el espacio para que puedan hacer potingues. Participa con ellos, enséñales el mundo porque ahí está todo.

homeschooling viajando em furgo

Cuando hacemos un bizcocho hablamos de química, física, matemáticas, cultura… Yendo en furgo la mecánica va a salir sí o sí. La organización en el reducido espacio, los turnos, incluso el respeto a la soledad cuando quieres estar con tus pensamientos en 8 metros cuadrados y vives con 3 personas más.

Son algunos ejemplos. Es mucha información muy resumida. Sé que te preocupa la legalidad (sobre eso puedes leer un poco más aquí), te inquieta que no aprendan lo que tienen que aprender, que no puedan entrar a la universidad, que no socialicen, que nunca consigan un trabajo… 

Seguiremos hablando del tema, pero construyendo, derribando miedos y ofreciéndote alternativas. Verás que educar y viajar en furgo pueden estar en la misma frase, sí.