Encuentra tu furgoneta de km 0 o segunda mano

furgoneta km0 o segunda mano

Una furgoneta es una inversión económica fuerte en la que cada día que pasa, el vehículo sigue perdiendo valor. Es por eso que la adquisición de vehículos no puede considerarse una inversión a menos que se utilice para desempeñar una actividad profesional. En cualquier caso, no deja de ser un desembolso económico considerable, tanto para particulares, como para empresas.

¿Por qué comprar una furgoneta?

Al adquirir una furgoneta hay que tener claro por qué comprar una furgoneta en vez de un coche. Aquí tienes varios de los motivos por los cuales una furgoneta sería una buena opción.

  • Son vehículos más espaciosos, así que son perfectos para el transporte de mercancías. Al ser más grandes también pueden transportar a más personas, aunque eso dependerá realmente del modelo de furgoneta escogido.
  • Sirven como dormitorio. Los más aventureros tienen la opción de customizar la furgoneta y habilitarla para dormir en ella y ofrece una serie de comodidades que los coches no aportan en los viajes.
  • La funcionalidad de las furgonetas prima por encima de su sentido estético.
  • Las furgonetas son vehículos muy versátiles, en especial las de pequeño tamaño, ya que son manejables sin renunciar a su capacidad de carga.
  • Son perfectas para el mundo da la empresa, tanto por su capacidad de carga como por su manejabilidad.
  • Diferentes tipos de furgonetas: dentro de la categoría de las furgonetas existen distintos tipos. Dependiendo de tus necesidades puedes optar por una con más capacidad de carga, pero con mayor consumo y una manejabilidad más limitada o una furgoneta un poco más pequeña, pero que sea perfecta para maniobrar por la ciudad.

Las furgonetas de km 0 y las de segunda mano, una opción a tener en cuenta

Si ya te has decidido por una furgoneta porque es lo que necesitas o porque es lo que siempre habías soñado, es el momento de decidir con qué vehículo hacerte. Una vez que hayas decidido qué modelo de furgoneta te interesa es hora de peinar el mercado en busca de la mejor oferta. Aunque los precios están estandarizados, cada concesionario puede ofrecerte diferentes condiciones.

Tienda Furgosfera

Merece la pena que te plantees la opción de comprar una furgoneta que no sea nueva de fábrica. Es decir, las furgonetas km 0 y las furgonetas segunda mano son una alternativa interesante. Es verdad que estrenar un vehículo nuevo da un plus de alegría, pero a veces viene mejor optar por un vehículo seminuevo. Otra vez tendrás que sopesar lo que te conviene y para qué finalidad quieres la furgoneta. Desde luego, hay un gran mercado disponible a tu disposición, tanto de furgonetas de km 0, como de segunda mano. Sus ventajas son:

  • El precio: la principal ventaja que ofrecen las furgonetas de km 0 y de segunda mano es el precio. Comparadas con las furgonetas completamente nuevas puede haber una enorme diferencia. En el caso de las de km 0 la diferencia de precio no será tan grande, pero el vehículo estará como si acabara de salir de la fábrica.
  • Km 0, furgonetas casi nuevas: el kilómetro 0 es mucho más barato por el simple hecho de que el vehículo ha sido matriculado, pero, a efectos prácticos, la furgoneta no ha sido apenas usada. Lo normal es que el cuentakilómetros del vehículo no sobrepase los 100 kilómetros. Toda una ganga porque, considerando los kilómetros que harás con el automóvil la rebaja es, proporcionalmente, mucho mayor que el uso que se le ha dado a esa furgoneta antes de que te hagas con ella.
  • Gran oferta: hay un gran mercado de furgonetas de km 0 y de segunda mano. Si tienes claro qué modelo estás buscando, hay muchas posibilidades de que lo puedas encontrar. Es posible hasta que lo encuentres en el color que prefieres. En internet hay muchos portales y páginas web en los que poder ver todos los vehículos disponibles. Suelen tener un buscador en el que puedes introducir el modelo que buscas o simplemente puedes navegar esperando a que aparezca una furgoneta que cumpla con los requisitos que buscas.
  • Ya están matriculadas: no tendrás que emplear ni tiempo ni dinero en matricular el vehículo porque ya tendrá su placa. De esta forma se simplifica mucho el proceso de compra venta.
  • Prueba antes de comprar: antes de comprar una furgoneta de segunda mano puedes probarla para ver cómo va y cuáles son tus sensaciones con ella. Sobre todo, si se la compras a un particular. A menos que la compres en un centro especializado no tendrás una forma fiable de saber si todo está correctamente, así que no está de más que la pruebes y si te puede acompañar algún amigo o familiar que entienda de mecánica, mucho mejor. Quizás así se despejen tus dudas.
  • Entrega inmediata: al ser vehículos ya matriculados están listos para ser usados de inmediato, algo que no sucede con los vehículos bajo pedido, que tardan un tiempo en ser entregados para formalizar todo el papeleo necesario para que el coche pueda circular dentro de la legalidad.