Digámoslo alto y claro: La furgo es cultura

Son varias las razones que nos han llevado hasta aquí. Hace años que la vanlife plantó sus raíces en España y desde entonces, los que disfrutamos de este modo de vida hemos visto cómo se nos colgaban etiquetas injustas, recibiendo ataques contra nuestra imagen con el único objetivo de beneficiar a algunos empresarios/as carentes de perspectiva.

Ha llegado la hora de tomar conciencia y asumir nuestra responsabilidad. Que no se equivoquen, no somos turistas, ni somos un simple colectivo. Formamos parte de un movimiento social y cultural que se extiende por todo el mundo.

Un ejemplo de este encasillamiento lo encontramos en el Ministerio de Cultura y Deporte. Esta revista solicita cada año una subvención (que reciben miles de revistas en España), y se nos deniega año tras año, junto a otros proyectos similares, por no considerarnos una «publicación cultural». No nos cansaremos de argumentar, explicar, informar y mostrar al mundo que la furgo es cultura. Y aunque la mayoría de publicaciones en papel sobreviven gracias a este tipo de subvenciones, nosotros nos orgullecemos de salir adelante gracias al apoyo que recibimos de suscriptores y empresas que crecen cada día a nuestro lado. Pero no desistiremos en nuestro objetivo de situar este movimiento en el lugar que le corresponde.

¿por qué es cultura?

Suscríbete a Furgosfera

Según la RAE, cultura es un conjunto de modos de vida, costumbres, y conocimientos en una época, grupo social, etc. ¿No es esto vanlife? y ya que estamos, ¿importa si vas en furgo, furgón, autocaravana o camión? Por supuesto que no. El tipo de vehículo que escogemos nos aporta una identidad distinta pero complementaria en un mismo estilo de vida.

La vanlife aglutina otros movimientos afines nacidos hace más de 30 años, entre ellos, la cultura slow. Subirse a una furgo significa alejarse del ruido y reducir la velocidad de la vida cotidiana. Consiste en disfrutar de los pequeños detalles, tomar las riendas de tu vida y desacelerar. En esa relajación es donde se encuentra la plenitud del momento. La furgo ofrece la posibilidad de viajar despacio. Libertad absoluta para escoger destino y hora de llegada.

El contacto con la naturaleza constituye un elemento esencial, así como la prioridad por productos naturales y de proximidad, el consumo responsable y el respeto por el medio ambiente.

Cada vez somos más, y cuántos más seamos, mayor será nuestra responsabilidad en un marco en el que estamos todos los que pernoctamos sobre ruedas. Es el momento de las furgos. El momento de actuar y de sumarnos al trabajo que se ha hecho y se sigue haciendo en muchas de las plataformas que defienden nuestros intereses.

Furgosfera os propone contar al mundo que esto es vanlife, con un hashtag que lo dice bien claro: #lafurgoescultura. Entre todos conseguiremos situar este modo de entender la vida donde se merece, nos alejaremos de viejas ideas desfasadas para explicar que viajar en furgo va mucho más allá de nuestros vehículos y de nosotros mismos. Que esta comunidad, este modo de entender la vida forma parte de un movimiento cultural que traspasa cualquier frontera social o geográfica. Digámoslo alto y claro: #lafurgoescultura.

Si estás de acuerdo con lo que acabas de leer y quieres unirte a este movimiento, usa el hashtag #lafurgoescultura, comparte este post, inundemos las redes con esta imagen, que las ideas trasciendan para que quienes no nos conocen vean que las furgos construimos, aportamos y avanzamos hacia un mundo mejor.