Prepara tu furgo para el cambio de temporada

Prepara tu furgo

El verano está a punto de acabar y ya es momento de empezar a pensar en la temporada fría del año. Es necesario estar bien preparados si queremos viajar en furgo este otoño sin preocupaciones. Hoy vamos a revisar unos cuantos consejos para preparar tu furgo para el otoño. Todo, para que no acabes necesitando asistencia técnica.

Revisa tu furgo para el otoño

Las revisiones del vehículo cada cierto tiempo son imprescindibles. Más vale prevenir que curar. Por eso, es bueno cerciorarnos de que partes esenciales del coche, como los neumáticos, las escobillas y el filtro del aire están en perfecto estado.

Antes de viajar a un destino frío…

Prepara tu furgo

No pueden faltar en la furgo los chalecos reflectantes ni los triángulos de emergencia. A ello, hay que sumar las cadenas para las ruedas. Si las condiciones con las que te vas a encontrar son más invernales, el mejor consejo es cambiar las ruedas a unas de invierno. El agarre es mejor y así se evita cualquier circunstancia de peligro. El buen estado de la batería es otro punto a tener en cuenta. Se trata de una de las principales causas de que necesitemos de asistencia en carretera.

Atención a la visibilidad

La mala visibilidad también es un peligro. Por ello, el alumbrado es esencial en los viajes a destinos con frío y nieve. Comprobar que los faros iluminan a buena distancia y que lo hacen sin fallas, como grietas y otros pequeños arañazos, es mportante antes de salir a la carretera.

Asimismo, las escobillas son importantes para despejar la lluvia y la nieve mientras conduces. Hay que revisar bien su estado y su funcionamiento, su barrido lateral y su capacidad para mantener la luna en perfectas condiciones de visibilidad. Así evitamos que se empañen los cristales.

On the road…

Prepara tu furgo

Estar descansado es fundamental antes de conducir en condiciones que necesitan concentración. Cuando realizamos este tipo de viajes, es bueno aumentar el número de paradas. En esos momentos, es mejor evitar zonas sombrías que puedan tener hielo y donde el freno de mano puede no funcionar bien. También es recomendable comprobar que las pastillas de freno funcionan. Los frenazos en este tipo de viajes son comunes y un fallo en este sentido puede ser fatal.

En caso de quedarnos atascados en carretera por la nieve, lo más recomendable es avisar a emergencias y mantener encendida la calefacción del vehículo. Si viajas acompañado, se recomienda estar siempre junto a la otra persona.

Siempre hay que llevar mantas de sobra, linternas, fusibles de repuesto y mecheros para hacer fuego, por si nos quedamos tirados. Los líquidos también son una parte esencial sobre todo a bajas temperaturas. Es necesario comprobar sus niveles y buen estado. Aquí el líquido más importante es el anticongelante, que evitará que el resto de líquidos como el aceite sufran por congelación.

Otros consejos

Por último, hay que recordar llevar siempre números de emergencia y asistencia en carretera a mano. Es bueno preparar bien todo el itinerario, marcando los puntos de descanso con anterioridad.
En los destinos con nieve suele haber poca cobertura, por lo que acercarse a áreas de descanso y poder contactar con ellos en caso de necesitarlo es algo también a tener muy en cuenta. Y por supuesto disfrutar del viaje solo teniendo estos consejos siempre en mente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here