Consejos de mantenimiento para tu furgoneta o caravana durante un viaje

    el mantenimiento de tu furgoneta

    Si tienes una furgoneta o una caravana, debes saber que antes de realizar cualquier viaje, sea largo o corto, tienes que comprobar que tu vehículo está en perfecto estado. Te puedes encontrar en el trayecto con diversas inclemencias como nieve, lluvia o granizo e incluso con un deficiente estado del asfalto en el algún momento.

    Por eso es muy importante que el vehículo tenga un mantenimiento adecuado durante todo el año, aunque solo lo utilices unos días. Por ejemplo, las temperaturas frías suelen afectar a elementos como el motor o los cristales de la furgoneta o la caravana. En este caso, puedes necesitar la reparación de las lunas del coche cuando estés realizando algún viaje y tendrás que acudir a un taller especializado.

    Para que no sufras ningún imprevisto, lo mejor es que siempre intentes mantener tu vehículo en buen estado. No te pierdas estos consejos de mantenimiento para tu furgoneta o caravana durante el viaje.

    Comprueba las puertas y ventanas

    Suscríbete a Furgosfera

    Es importante que las puertas y ventanas cierren correctamente para que no entre ni el frío ni el calor. Esto puede suponer ruidos incómodos y problemas de temperatura dentro del vehículo. Algunas autocaravanas tienen ventanas en la parte superior y si no están bien cerradas puede afectar a la estabilidad del vehículo.  

    Cristales siempre en buen estado

    También hay que comprobar que los cristales no tienen ninguna fisura o rotura por pequeña que sea ya que podría suponer un riesgo para el conductor y los acompañantes. Aun así, debes estar atento durante el trayecto al estado de los cristales. Podría, por ejemplo, saltar alguna piedrecita por el mal estado del firme de la carretera y romper el parabrisas. En este caso lo más seguro es acudir a un taller que nos pueda reparar la luna antes de proseguir con el trayecto.

    No te olvides de comprobar el buen estado de los limpiaparabrisas y de cambiarlos si es necesario. Además, antes de emprender cualquier trayecto hay que limpiar los cristales con jabón neutro y abundante agua. Un buen consejo para secar los cristales es no frotarlos en seco con paños o cepillos que puedan acabar arañando los cristales.

    Revisa los neumáticos

    Otro de los consejos es que siempre debes revisar la presión de los neumáticos delanteros y traseros. Si no están bien, los neumáticos pueden perder adherencia o sufrir un mayor desgaste. Esto suele suponer un peligro para la seguridad del vehículo. Una buena idea es intentar mover la caravana con regularidad, por ejemplo, cada tres meses. Con esto se evitaría que las ruedas se deformen al estar el vehículo tanto tiempo parado.

    Comprueba el estado de la batería y las luces

    No te olvides de hacer al menos una carga mensual de la batería para mantenerla en las condiciones adecuadas para cualquier viaje. Si no lo haces, te puedes encontrar con la desagradable sorpresa de que la furgoneta o la caravana no puede arrancar. También hay que comprobar que las luces funcionen y siempre llevar alguna de repuesto. Muchas furgonetas y caravanas están apostando en la actualidad por la iluminación LED que es más cara pero dura más tiempo.

    consejos de mantenimiento para la furgo

    Mantenimiento de las juntas y las gomas

    Si la furgoneta o la caravana lleva mucho tiempo parada, las juntas pueden estropearse y abrirse. Una buena idea para evitar el daño producido en las juntas por el exceso de humedad es abrir la claraboya de la caravana si se tiene o utilizar un deshumidificador. También pueden sufrir deterioro las gomas de las puertas del vehículo lo que impedirá su apertura. Hay que revisarlas cada dos o tres meses y antes de realizar cualquier trayecto e hidratarlas con vaselina o crema de cacao.

    Mantén el interior limpio

    Por último, os recomendamos mantener el interior del vehículo limpio antes y durante el viaje. Por ejemplo, pueden salir hormigas y otro tipo de insectos en los armarios o en el suelo del vehículo si se deja comida, aunque no sea perecedera. Una situación incómoda que se puede evitar.

    Seguir estos consejos de mantenimiento para tu furgoneta o caravana puede ahorrarte mucho dinero y muchos sustos.

    consejos para mantener tu furgo en buen estado