NORANTZ IPAR Allroad, el limite a las aventuras se lo pones tú

    El vehículo camper más versátil del mercado, partiendo de la MAN TGE, se prepara en el País Vasco.

    Para aquellos que no se conforman con los caminos que se encuentran asfaltados, NORANTZ les permite ir más allá. Es un preparador ubicado en la población guipuzcoana de Zizurkil, donde trabajan una decena de especialistas en transformación de vehículos. NORANTZ está especializado en transformar la furgoneta MAN TGE 4×4 y por ello es referente en España y empieza a tener pedidos desde países europeos.

    La andadura de NORANTZ en el mercado comenzó transformando furgonetas en vehículos camper, hasta que destacó por la calidad y la competitividad de sus transformaciones. Su fundador, Aimar Alonso, lleva desde niño ligado al mundo camper, afición heredada de sus padres. A lo largo de su vida ha tenido varios modelos y tipos de furgoneta y conoce las necesidades de los viajeros más exigentes a través de rutas por toda España y Europa, incluyendo varios países alpinos, Marruecos…

    Suscríbete a Furgosfera

    Practicante de deportes de montaña como esquí, alpinismo, barranquismo… Aimar sabe que un aventurero no se conforma con los sitios a donde se puede llegar por carretera. Quiere poder ir más allá. Con esas premisas en mente, trabajó en el diseño de un vehículo camper polivalente y con capacidades todoterreno. Como base eligió la TGE, uno de los vehículos comerciales de vanguardia en términos de tecnología y sistemas de seguridad, con la calidad y confianza que proporciona un fabricante experto en soluciones de transporte como es MAN.

    El vehículo

    Partiendo de una TGE 4×4 L3H3 completamente vacía, el especialista en transformaciones NORANTZ la convierte en un hogar rodante que puede aventurarse por sitios donde una camper cualquiera no osaría pasar. El resultado final es la IPAR Allroad, nombre que viene de abreviar en vasco la palabra “norte”. Se trata de una camper con tracción total preparada para la aventura en terrenos menos explorados.

    Las aptitudes fuera de carretera de la furgoneta alemana se mejoran con protecciones para motor y caja de cambios, depósito de AdBlue y diferencial trasero, que puede ser bloqueable opcionalmente. Además, NORANTZ puede colocar una admisión elevada (Snorkel), suspensión elevada 30 mm, faros adicionales, barras de protección delantera, neumáticos BF Goodrich para cualquier terreno, o un cabestrante.

    Todos los sistemas de seguridad disponibles de MAN se pueden solicitar para una conducción más conveniente y segura. Entre los sistemas disponibles cabe destacar de serie la asistencia a la frenada de emergencia, detección de fatiga, regulador de velocidad y asistente de viento lateral. Además, están opcionales la advertencia de abandono del carril, asistente de protección lateral para maniobrar en espacios angostos, asistente de aparcamiento con intervención en el volante, control de velocidad de crucero con radar (ACC), luces y limpiaparabrisas automáticos, y control de estabilidad ESP.

    Además de estos sistemas, otra de las ventajas de la MAN TGE es su sistema de infoentretenimiento, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, que facilita una conducción segura sin renunciar a las comodidades propias de los teléfonos móviles más sofisticados. Por supuesto, también cuenta con posibilidad de tener navegador GPS, cámara de visión trasera, sensores perimetrales, climatizador automático y demás equipamientos extra para nuestro confort.

    NORANTZ IPAR Allroad, la camper más polivalente

    Por dentro, la NORANTZ IPAR acoge a cuatro pasajeros; dos en las plazas delanteras, cuyos asientos pueden girarse 180 grados, y otros dos en plazas traseras con un asiento doble que destaca por su ergonomía y los anclajes ISOFIX. En la configuración básica pueden dormir dos personas en una cama plegable en la parte trasera. Si se desea una mayor amplitud a lo ancho, se puede ensanchar levemente la carrocería, obteniendo una cama de 190 cm.

    Opcionalmente se puede pedir  el techo elevable, de diseño propio, que aloja una cama para otras dos personas. Esta opción supone un incremento de altura de unos 25 cm cuando el techo está plegado. Para acceder a la parte superior se proporciona una escalera plegable que se puede guardar encima de la cabina, en posición segura. Una claraboya encajada en el hueco de subida nos iluminará el salón con el techo cerrado.

    NORANTZ se encarga de todo. En la versión básica incluye cocina de gas con dos fuegos y fregadero, nevera a compresor de 90 litros con congelador de 10 litros, inodoro químico con ducha, una dotación completa de armarios, depósito de agua, calentador con capacidad de 8 litros, calefacción a gasoil de 4 kW, lámparas de lectura con conexiones USB, etc.

    El sistema eléctrico se apoya en dos baterías adicionales de 12 voltios y 95 Ah cada una, suficientes para cuatro días de uso. Mediante la instalación de una placa solar se puede aumentar la autonomía en un día adicional, o se puede optar por una toma exterior de 230 voltios. En cuanto a almacenamiento de agua, cuenta con un depósito de 108 litros de agua limpia, 97 litros para las aguas grises (ducha y fregadero) y de 17 litros para las aguas negras del inodoro. Estas últimas se almacenan en un práctico depósito con carrito para que su vaciado sea más cómodo y práctico.

    El estado de los depósitos, baterías y calefacción se controlan fácilmente con un panel sobre la puerta lateral derecha.

    Los diferentes armarios y compartimentos permiten almacenar todo lo necesario para una escapada de varios días, incluyendo equipamiento deportivo para la realización de distintas actividades lúdicas. Esto se consigue gracias al aprovechamiento del espacio de carga por parte de NORANTZ.

    La preparación básica de la TGE 4×4, incluyendo la furgoneta, arranca en unos 65.000 euros y puede encargarse en cualquier concesionario de MAN España, una vez entregada está lista para salir de aventura. Se puede pedir con cambio manual de seis marchas o automático de ocho, y motores 2.0 turbodiésel de 140 o 180 CV. Actualmente el tiempo de espera es de unos seis meses, dada la alta demanda que tiene esta transformación.

    Para el futuro, NORANTZ está estudiando ofrecer distintas configuraciones y tamaños para sus preparaciones. Para más información visita su página web.