Freekampers: lo que tu furgo necesita

freekampers

Hace casi 10 años que se fundó Freekampers, un transformador de furgonetas afincado en Alcalá de Guadaira (Sevilla). Su plantilla es joven y acumula una valiosa experiencia haciendo conversiones. Freekampers tiene un abanico de servicios que abarca de los presupuestos más modestos a las peticiones más específicas de los clientes.

Sus furgonetas se hacen pensando en el disfrute de los aventureros y que desean estar en contacto con la naturaleza, de ahí los elementos de su emblema: mar, montaña y cielo. Para Freekampers la calidad es una prioridad sobre los presupuestos ajustados. Sus transformaciones muestran una gran calidad de ejecución y la atención por detalles que pueden no ser tan evidentes, pero destacan.

Por ejemplo, siguen una tendencia estilística por la cual se apuesta por las curvas, incluso en los muebles, acabándolos en una sola pieza. También son favorables a los espacios multicolor, combinando superficies más claras o más oscuras dependiendo de si se quiere dar una sensación de amplitud o de calidez, aderezado todo con una iluminación con personalidad.

Suscríbete a Furgosfera

Otro detalle en el que se nota la firma de Freekampers es la apuesta por materiales que aligeran el peso de la furgoneta, lo cual acaba teniendo un impacto apreciable en el consumo de combustible, la carga que se puede llevar o el uso que se hace de los frenos. De media, son transformaciones más ligeras que las que podremos encontrar en el mercado.

Empleando maderas ultraligeras o baterías de litio el adelgazamiento se puede cifrar en hasta 150 kg. Esta característica cobra mayor importancia en el caso de modelos de nueva tecnología, tanto híbridos enchufables como totalmente eléctricos, donde la masa del vehículo es más alta y hay menor margen para añadirle peso y mantenerse dentro de los límites de la categoría.

Freekampers está especializado en furgonetas de talla media (MCV), como las Volkswagen T5 y T6, y talla grande (LCV), como Citroën Jumper, Fiat Ducato, Peugeot Boxer, Volkswagen Crafter y Man TGE.

Camperización de las furgonetas medianas

Para las medianas hay cuatro gamas en las que está estudiada de antemano la disposición óptima de los muebles, los asientos y la cama, así como los materiales.

Estas transformaciones arrancan en los 4.500 euros e incluyen instalación eléctrica, iluminación LED, tomas de 12 voltios y USB, batería adicional de 115 Ah… Conozcámoslas:

Gama Basic

Para aquellos que se inician en el mundo camper y no tienen unas necesidades muy específicas, que dan mayor prioridad al espacio libre y la polivalencia que a los muebles o los huecos de almacenamiento, que son de arcón bajo. Se incluye la nevera, depósito de aguas limpias y ducha exterior.

Gama Beach

Partiendo de una Volkswagen California Beach, Freekampers mejora la furgoneta añadiendo elementos que no tiene, como la cocina y los armarios más propios de la California Ocean.

Gama Essential

Manteniendo la configuración de asiento trasero de dos plazas a la izquierda, ubica los muebles en el lado derecho, donde está el portón lateral, por lo que cuentan con un “salón” más espacioso y la nevera es más accesible. A lo anterior se añade el aislamiento, panelado y suelo de parqué, los asientos giratorios delanteros o las plazas traseras retrasadas.

Gama Natural

La transformación más completa, con los muebles y cocina en la parte izquierda, un asiento cama de dos o tres plazas y cama abatible. Siguen los estándares de facto de modelos como Volkswagen California o Mercedes-Benz Marco Polo, pero con más equipamiento.

Como elementos extras se pueden encargar el techo elevable con cama, calefacción estacionaria, ducha climatizada, cocina de gas, toma exterior de corriente, placas solares, toldos, portabicicletas y demás elementos de confort.

Camperización de las furgonetas grandes

Para las furgonetas grandes, Freekampers distingue tres “tallas” basadas en la longitud el vehículo, dependiendo de si es batalla corta o larga, y de si hay o no voladizo trasero alargado: L2, L3 y L4. En estos casos el cliente tiene una mayor libertad a la hora de elegir la disposición de los elementos y siempre de acuerdo a sus necesidades y gustos. Se pueden hacer peticiones en primicia, los asesores de Freekampers contemplarán las distintas opciones para llevar la transformación a cabo. Algunos diseños están configurados previamente y permiten ajustar las tarifas.

Este transformador trabaja con furgonetas nuevas o con aportadas por sus clientes, ya sean modelos de origen industrial (tipo Van o Combi) o parcialmente camperizados en origen (tipo Marco Polo o California). En la fase de estudio se determina la disposición ideal, los materiales, el equipamiento deseado y los accesorios, según lo que se necesite.

Por ejemplo, habrá transformaciones que no precisen de placas solares si el vehículo estará más tiempo en movimiento, bastando instalar un Booster para aumentar la carga las baterías auxiliares. Otros viajeros, en cambio, preferirán mantenerse más tiempo en el mismo lugar, y de cara a mantener la autonomía durante más días se dimensionan las placas solares y baterías.

Para aquellos que no tengan tan claro lo que necesiten o que no quieran esperar a la transformación de su furgoneta, Freekampers tiene varias unidades en stock que se ofrecen con garantía oficial del fabricante, prácticamente listas para salir de viaje con ellas. Y los que solo necesiten la instalación de accesorios como toldos, calefacción estacionaria, un techo “seta” para poder estar de pie o uno abatible para cama elevada,  Freekampers trabaja con primeras marcas de equipamiento.

Para poder proporcionar la mejor atención a sus clientes, Freekampers recibe con cita previa y realiza una labor de asesoramiento, donde se analizarán las peticiones y se realizará un presupuesto a medida. Si no sabes qué tipo de furgoneta necesitas o cuál es la más adecuada, Freekampers te ayuda a encontrar la nueva compañera que mejor se ajuste a ti.

En la página web www.freekampers.com puedes ver los distintos trabajos que han hecho, desde furgonetas que vinieron completamente vacías hasta las que llegaron de fábrica con pintura bicolor y algo de equipamiento camper. Los resultados hablan por sí solos, y cada ejemplo está ilustrado con multitud de fotos para no perder detalle.