¿Qué no puede faltar en tu despensa furgonetera?

que llevar en tu despensa furgonetera
Photo by Balkan Campers on Unsplash

¿Os cuento un secreto? ¡Es posible estar de viaje y comer bien! Para quienes somos furgoneter@s y salimos frecuentemente, es importante cuidar nuestra alimentación durante los viajes y escapadas. Y para esto, la clave está en tener una despensa saludable y un kit de recursos y trucos rápidos y variados para las horas de las comidas. 

Así que… ¡coge papel y boli que vamos a por la lista de la compra sobre ruedas! 

Indispensables en tu despensa furgonetera

Legumbres

  • Botes de cristal de garbanzos, lentejas, judías, guisantes… No tienes más que lavarlas (y si la conserva no lleva más ingredientes que legumbre, agua y sal, ni eso) y están listas para hacer una ensalada completa. O incluso ¡quién sabe si un cocido!
  • Latas de legumbres con verduras, tipo jardinera. Solo con calentarlas, ya tienes un plato completo.
  • Pasta de lentejas rojas, una manera diferente de comer legumbres y tener un aporte de proteínas.

Verduras

  • Cremas de verduras sin necesidad de refrigeración, en bote de cristal. De calabaza con algas, quinoa con calabacín, espárragos… Evitemos las sopas de sobre (aunque en algún apuro y con frío nos pueden venir bien) por su alta cantidad en sal.
  • Judías verdes, corazones de alcachofas, pimientos asados, menestra, espinacas, acelgas, cardo, puerro, champiñones, maíz… prácticamente todas las hortalizas las tenemos envasadas en botes de cristal y listas para llevar al plato.
  • «Salsa» de tomate, vamos a buscar que menos azúcares añadidos tenga. Para ello, evita el tomate frito y opta por puré (o passata) de tomate o por tomate natural sea triturado o entero.

Pescado

  • “Latillas” de sardinas, berberechos, mejillones, pulpo o atún. Si podemos comprar su versión natural o en aceite de oliva mejor que en aceite de girasol, ya que este último es refinado.

Pastas, panes y similares

  • Picos o colines integrales para acompañar unos aperitivos.
  • Pasta integral, mejor que de harina blanca ya que nos aporta más fibra y nutrientes, además de ser más saciante.
  • Arroz o quinoa instantáneo pueden ser una buena opción cuando tenemos poco tiempo para preparar un plato en un momento. Aunque yo suelo tener botes de cristal y los voy rellenando.
  • Fideos de arroz. Son más rápidos de cocer que el arroz y vienen en diferentes formatos.
  • Fajitas. Son muy versátiles y se calientan en un momento… Unas quesadillas o unas fajitas de pollo al curry se preparan en un momento y te sorprenderás con lo ricas que están.
  • Los preparados de pasta deshidratada en sobre es mejor evitarlos ya que tienen mucha cantidad de sal, grasas de mala calidad y saborizantes que modifican el sabor real de los alimentos.

Fruta

  • Deshidratada. Pasas y orejones son las más comunes, pero también hay mango, manzana, piña… Un buen “chute” de energía para rutas senderistas o para darle un toque diferente a las ensaladas.

Frutos secos

  • Tostados o al natural; es decir, que no sean fritos, ni salados. Son una opción estupenda para desayunar con yogur natural, acompañar a las ensaladas o para llevar en una ruta en bicicleta.

Encurtidos

  • Aceitunas, pepinillos, cebolletas… ¿A quién no le gusta acompañar una cervecita con unas banderillas o echar unas aceitunas a la ensalada? Son muy recurrentes y, además, sanas porque son verduras.

Especias

  • Básicas para darle un sabor diferente a nuestros platos. Haremos un post específico sobre ellas.
Suscríbete a Furgosfera

Suelo elegir siempre que puedo las conservas en botes de cristal o rellenar los botes que tengo en casa por una cuestión medioambiental, ya que son reutilizables y reciclables. 

Y tú , ¿qué tienes siempre en tu furgo-despensa?