RCP: Cómo y cuándo realizarlo

primeros auxilios y rcp
Foto de Personas creado por rawpixel.com - www.freepik.es

El otro día un compañero de aventuras y kilómetros, mientras almorzábamos, me preguntó: “¡Oye Urko! ¿Qué es lo más importante que hay que saber en los Primeros Auxilios? Es que el otro día tuve una charla en el trabajo y lo del RCP no me quedo del todo claro.”

Por supuesto que yo le podía dar el significado científico de libro y seguir comiendo tranquilamente. Pero no, a mí me gusta enseñaros de una forma sencilla nociones básicas que todos deberíamos de saber. 

Así que seguí charlando con él. Y le respondí: “Pareciera que solo pueden realizar Primeros Auxilios los que han estudiado para ello, pero no es así. Todos casi seguro que alguna vez en la vida los hemos practicado, ya que son todas las acciones que realizamos en el momento y en el lugar en que ha ocurrido un accidente tanto para intentar curar o incluso aliviar el dolor al accidentado, siempre sin agravar su estado.”

Suscríbete a Furgosfera

El acompañante se echó una carcajada y contestó: “¿Y el RCP cuándo lo hago? Porque yo he visto videos en Internet donde el paciente se mueve y se lo están haciendo.”

Cuándo y cómo practicar una RCP

“Para hacer la resucitación cardiopulmonar (RCP) hay que comprobar que la persona está inconsciente y no respira. Si vemos o notamos que se mueve, es que no lo necesita. Igual necesita otro tipo de maniobras, pero el RCP ¡NO!” contesté de inmediato.

La charla terminó y seguimos debatiendo de otras cosas. Pero, como sé que vosotros queréis saber qué es eso del RCP, os lo voy a intentar explicar. A la gran mayoría de los lectores seguro que en algún momento de la vida os lo han explicado, o habéis leído o habéis visto en las películas el momento que le hacen el boca a boca y le aprietan en el pecho.

Nos cercioramos de que el accidentado no respira y no responde a la voz, ni siquiera cuando lo tocamos. El RCP consiste en 30 compresiones y 2 insuflaciones. En muchos casos, como no tenemos el material necesario para hacer las insuflaciones y el paciente está sangrando o es un desconocido y nos da apuro realizarle el boca a boca, podemos solamente realizarle las compresiones. Son muy útiles y le podemos salvar la vida con ese gesto. Está comprobado y hay artículos de investigación que lo corroboran: mejor hacer unas compresiones de buena calidad que hacer ambas cosas mal y que el boca a boca no sea eficaz. 

Una vez verificado, ¿cómo realizamos el RCP? 

Estos son los pasos para hacer un RCP sin insuflaciones (porque como dice Vinnie Jones: «You only kiss your missis on the lips«):

  1. Nos ponemos a un lado o al otro del enfermo con las rodillas apoyadas en el suelo (siempre lo más cómodos posible tanto para el paciente como para el reanimador). 
  2. Colocamos las manos una encima de la otra, entrelazando los dedos, con los brazos extendidos en la mitad del pecho del paciente. Para encontrar el lugar exacto, imagina una línea que une ambos pezones y coloca las manos en el medio de esa línea, entre los dos pechos.
  3. Presionamos el pecho del paciente con la ayuda de nuestro cuerpo (presionaremos con la palma de la mano, nunca haciendo fuerza con los dedos). No debemos doblar los brazos y lo presionaremos 30 veces seguidas con un ritmo de unas 100-120 compresiones por minuto (sí, cansa mucho ¡e imaginaros hacerlo durante 40 minutos!).
  4. Es importante seguir practicando el RCP hasta que llegue la ambulancia o ayuda médica (es importante llamar al 112 ya que si no esta ayuda nunca llegará).

Podría explicaros durante horas todo lo referente a los Primeros Auxilios, pero lo mejor es que en vuestro centro de trabajo, equipo donde entrenáis, colegio de los niños, etc. propongáis realizar un curso. ¡Nunca olvidéis que la sabiduría no ocupa lugar y más si puede salvar vidas!