Viajar en furgo con niños: La Furgoteta

Fotos: La Furgoteta

viajar en furgo con niños: la furgoteta
La familia de La Furgoteta

Viajar en furgo con niños es lo suyo: «Todas las etapas de nuestra vida son furgoneteras«, dice Héber, biólogo navarro y una de las cuatro partes del blog de viajes en familia la Furgoteta. Por eso, aunque acaba de nacer su segunda hija, en ningún momento han dejado de viajar en su furgoneta. Este proyecto lo forman también María, historiadora y profesora de música, la pequeña Éire de casi 4 años y su nueva hermanita.

Viajar en furgo con niños, desde siempre

Uno de los últimos viajes que hicieron cuando María estaba embarazada fue a Inglaterra y Gales y aunque lógicamente bajaron un poco el ritmo a la hora de viajar en furgo, no dejaron aparcada su pasión por viajar: «los horarios ingleses nos vinieron genial para eso.»

Los primeros momentos furgo

Aseguran que las primeras veces que decidieron viajar en furgo con niños nada más ser papás no les parecieron más difíciles que vivir la experiencia de ser padres en casa, «es verdad que sí que fuimos probando lo de la furgoneta poco a poco: una escapada de un día cuando la peque tenía dos semanas, un fin de semana cuando tenía un mes, y dos semanas cuando tenía dos… Así, con cada pequeño paso aprendíamos algo sobre organización.»

Suscríbete a Furgosfera

La furgoteta

El embarazo y la lactancia viajando en furgo

Héber y María siempre han viajado en furgo con niños, dentro y fuera de la barriga. Cuando estaba embarazada de Éire estuvieron en Francia, Galicia, Murcia, Andalucía e incluso celebraron la Nochevieja en la camper.

En el segundo embarazo han estado un mes recorriendo Inglaterra y «he notado bastante cómo iba creciendo la tripa que ya era de casi 7 meses; subir a la cama del techo elevable se me hacía bastante complicado, pero mereció la pena«, dice María que también asegura que mientras la mujer se encuentre bien y sea un embarazo sin riesgos «viajar en furgoneta es una opción como cualquier otra.»

En cuanto a dar el pecho y viajar al mismo tiempo, para María la lactancia y furgoneta son el tándem perfecto. A los beneficios obvios que supone tanto para la madre como para los niños, se une la comodidad de no tener que cargar con tantas cosas: es el sistema ideal: limpio, rápido y sencillo, no hay que llevar biberones, calienta biberones, ni termos.

Sobre la polémica aparcar y estacionar

Desde Furgoteta dicen que no debería existir este debate, ya que la DGT deja muy claro cuándo una furgoneta está estacionada y cuándo está acampada. Todo lo demás, refiriéndose a las comunidades que legislan contradiciendo la ley nacional, «es la consecuencia de tener unos políticos sin sentido común», aseguran.

Lo importante es compartir experiencias

Su proyecto de blog empezó sin pretensiones, querían contar cómo hacían las cosas con la pequeña Éire en la furgoneta porque ellos mismos buscaban esta información por internet y no la encontraban. Con el tiempo Furgoteta se ha convertido en referencia entre los blogs familiares,  dicen que es muy gratificante cuando les escriben para contarles que han puesto en práctica algún consejo del blog y que les ha venido bien, pero «nosotros también aprendemos muchísimo cuando otros furgoneteros nos cuentan cómo hacen ellos los viajes o cómo se organizan. Al final, se trata de compartir experiencias entre personas que tenemos intereses similares.»

Síguelos en: lafurgoteta.com