Destinos arqueológicos para nómadas furgoneteros

Foto: Wawita

¿Has pensado alguna vez por qué te atrae tanto viajar? ¿Por qué te fascina la idea de despertarte cada día en un lugar diferente y no puedes esperar al próximo fin de semana o a las próximas vacaciones para subirte a la furgo y lanzarte a la carretera? Siempre pensé que llevamos la pasión por viajar en los genes, como una herencia de nuestros más lejanos antepasados. Fuimos nómadas durante cientos de miles de años, un tiempo infinitamente mayor que el que llevamos asentados en pueblos y ciudades.

Y nuestro cuerpo lo sabe. Por eso necesitamos hacer ejercicio para mantenernos en forma y por eso se tranquilizan los bebés cuando van en el carrito o dejan de llorar al subirse al coche: porque se sienten seguros en movimiento.

Los que disfrutamos viajando con la casa a cuestas pertenecemos a una misma tribu. La última tribu nómada, los herederos de aquellos que, durante la larga noche del Paleolítico, se movían incesantemente, explorando un mundo tan vasto como asombroso… Y toda tribu debe honrar a sus antepasados. Por eso te propongo cuatro destinos por el sur de España (en furgo, por supuesto) para conocer mejor a esos primeros nómadas que nos mostraron el camino.

Los primeros pobladores de Europa: Orce, en Granada

Orce, en el noreste de Granada, es un pequeño municipio de poco más de mil habitantes emplazado en un paraíso natural, una sierra de pinos, encinas y quejigos en la que abundan la cabra montesa, el jabalí, los buitres leonados y las águilas reales.

Hace un millón y medio de años, los primeros homínidos europeos vagaban por estas tierras, que por entonces estaban pobladas por mamuts, osos, rinocerontes, hipopótamos, hienas y el más temible depredador de todos: el tigre de dientes de sable.

Hoy Orce es un lugar de excepcional valor arqueológico que contiene la mayor densidad de huesos fósiles de mamíferos cuaternarios de toda Eurasia y los restos del homínido más antiguo de Europa: el Hombre de Orce.

Qué visitar

Resulta imprescindible la visita al Centro de Interpretación de los Primeros Pobladores Josep Gibert en Orce, un pequeño pero interesante museo en el que podrás contemplar los restos del Hombre de Orce y numerosos fósiles animales.

A nueve kilómetros de Orce, en Galera, no dejes de visitar la necrópolis íbera de Tútugi Galera, el museo de Galera y, muy especialmente, el poblado argárico de Castellón Alto, construido en las empinadas laderas de un cerro hace unos cuatro mil años. Solo una curiosidad: sus habitantes enterraban a sus muertos en sus casas y en este poblado se han encontrado las dos momias más antiguas de Europa, después del Hombre de Ötzi de los Alpes, que podrás ver en el museo de Galera.

Además, en la zona podrás practicar senderismo, realizar rutas a caballo y disfrutar de una rica gastronomía. Si te gustan los dulces, te recomiendo probar sus flores fritas y sus roscos de viento.

Dónde pernoctar en Orce

Aunque no hay áreas para autocaravanas, no tendrás problemas para dormir. Puedes hacerlo con total tranquilidad en el aparcamiento del Centro de Interpretación de Orce o en el del yacimiento de Castellón Alto.

Los pintores de cuevas: Bicorp, en Valencia

Bicorp, en la comarca del Canal de Navarrés, en Valencia, es una pequeña localidad de montaña encaramada en lo alto de un barranco. Es un paisaje abrupto que encantará a los amantes de la montaña y el senderismo. Sin embargo, su principal atractivo reside en que en sus cercanías se encuentran las Cuevas de la Araña, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por sus pinturas, que se hallan entre los mejores ejemplos del arte rupestre levantino, a las que se les calcula una antigüedad de 7.000 años.

Una de ellas, mundialmente famosa, es la primera representación apícola de la historia: la escena de un ser humano (no está claro si hombre o mujer) subido a unas lianas y recolectando miel silvestre mientras las abejas vuelan a su alrededor.

Qué visitar en Bicorp

Lo primero será acercarte al Ecomuseo de Bicorp, un interesante centro de interpretación del arte rupestre, desde el que te llevarán a las Cuevas de la Araña. También podrás organizar desde aquí la visita al yacimiento icnológico del barranco del Randero, en el que podrás ver huellas fosilizadas de dinosaurios.

Dónde pernoctar en Bicorp

Bicorp, además, cuenta con una excelente área para autocaravanas. Es privada, pero su coste es de solo 7 € por noche, cuenta con todos los servicios y tiene un bar cerca.

El santuario rupestre del Monte Arabí, en Murcia

El Monte Arabí es un cerro de 1.068 m de altitud visible desde muy lejos sobre la penillanura de Yecla, en Murcia, uno de esos lugares habitados desde la prehistoria que rezuman magia y están cargados de leyendas.

Se trata de una montaña agujereada por cuevas, abrigos, huecos y refugios que ha sido declarado en 1998 Patrimonio de la Humanidad debido a las pinturas rupestres que alberga. En sus laderas se han encontrado manifestaciones de arte levantino y esquemático que tienen entre 10.000 y 6.500 años, petroglifos de hace 4.000 años, restos de un poblado íbero y de una fortaleza romana.

Además, el Monte Arabí es un paraje con gran biodiversidad y una excelente opción si te gusta el senderismo.

Qué visitar

En Arabí encontrarás varias sendas que recorren el monte y que pasan por los principales puntos de interés: las cuevas Cantos de Visera I y II, con pinturas rupestres, los petroglifos del Arabilejo, la Cueva del Tesoro y la Cueva de la Horadada, una impresionante cavidad cuyas paredes parecen olas de espuma petrificada y desde la que se contempla la meseta de Yecla.

Además, en Yecla podrás disfrutar de una sabrosa gastronomía (con arroces, guisos y gazpachos como platos estrella) y visitar el interesante Museo Arqueológico Municipal.

Dónde pernoctar en Yecla

Lamentablemente, Yecla no dispone de áreas de autocaravanas y sus aparcamientos no son muy recomendables. Sin embargo, a unos quince kilómetros dispones de un área muy peculiar, una especie de colonia alemana en medio del altiplano en la que por 8 € la noche podrás disfrutar de una noche tranquila y, si tienes suerte, incluso de un fuego de campamento.

Los constructores de dólmenes de Antequera, en Málaga

Antequera es una hermosa ciudad malagueña situada en una depresión entre montañas, una localidad cargada de historia que cuenta con un entorno natural excepcional y un casco urbano realmente interesante.

En sus proximidades se levanta el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2016. Consta de dos dólmenes, Viera y Menga, y un tholos (un dólmen con cámara circular), El Romeral. Los tres fueron construidos entre el 3.800 y el 1.800 a.n.e. (antes de nuestra era) y se encuentran entre los mejores exponentes del megalitismo europeo. Una visita imprescindible para acercarnos a los primeros constructores de la historia de nuestro país.

Qué visitar

Lo imprescindible es acercarse hasta el centro de interpretación de los dólmenes en Antequera, desde donde podrás visitar los tres monumentos megalíticos.

Además, te recomiendo pasear por la hermosa ciudad barroca y subir hasta su impresionante alcazaba, desde la que disfrutarás de una de las mejores vistas de la ciudad y podrás contemplar a lo lejos la asombrosa Peña de los Enamorados, cuya silueta recuerda la cabeza de una mujer dormida.

Otra visita ineludible es acercarse hasta el Torcal de Antequera, un paraje kárstico de montaña situado a pocos kilómetros de la ciudad en el que podrás practicar senderismo por un impresionante bosque de piedra. El Torcal y la Peña de los Enamorados, por cierto, han sido incluidos también en la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

Dónde pernoctar en Antequera

Antequera dispone de una excelente área municipal para autocaravanas que cuenta con los servicios imprescindibles, por lo que no tendrás problemas para pernoctar.

Y hasta aquí por hoy. Espero que estos cuatro destinos prehistóricos te sirvan de inspiración para acercarte a nuestro pasado… y para disfrutar de la vida nómada en la furgo. Si quieres más información sobre estos destinos, puedes leer el relato de mi propio viaje por ellos.

Compartir
Apasionado por la historia, la literatura y los viajes, me he pasado la vida escribiendo novelas históricas y contemplando el mundo a través de los libros, hasta que me di cuenta de que la verdadera aventura está en el camino, justo detrás del siguiente cruce. Ahora viajo en mi furgo, La Lagartija, y escribo lo que vivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here