Escápate al Delta del Ebro en Otoño

Foto: @la_moti_

Siempre es buen momento para escaparse a este rincón del planeta, donde la fuerza de la naturaleza reina bajo un manto de paz. Pero si puedes visitar el Delta del Ebro en otoño, disfrutarás del espectáculo magnificado, con la recogida del arroz finalizada y la llegada de numerosas aves migratorias.

Si te decides a poner rumbo al delta del Ebro este otoño con tu furgo, puedes tomar el cámping L’Ampolla como campamento base, desde dónde realizar las diversas excursiones y actividades que nos ofrece este peculiar paraje. El cámping L’Ampolla supone la puerta al Delta, con una ubicación privilegiada a la entrada del parque natural, enfrente del faro del Fangar. Aprovecha las ofertas de la temporada baja y que abren hasta el 8 de diciembre y ¡que sea este el otoño en que conoces Delta del Ebro!

Qué hacer en Delta del Ebro en Otoño

Según llegas a Deltebre, una de las primeras cosas que encontrarás será la Punta del Fangar. Aparca la furgo y acércate a dar un paseo por esta playa-desierto, llena de dunas y vacía de gente. Una playa en la que podrás pasear prácticamente solo y en la que para bañarte has de caminar varios metros mar adentro hasta que el agua empiece a cubrirte. El único desierto de Cataluña que ha sido incluso escenario de películas como Sáhara. Si continúas caminando, tras una horita y algo, llegarás hasta el Faro del Fangar o “La Faroleta”, como lo llaman los habitantes de la zona.

Tras la ida y la vuelta a la Faroleta seguramente estarás hambriento (espero que hayas recordado llevar agua y no estés deshidratado también), así que puede ser el momento ideal para disfrutar del producto gastronómico por excelencia del Delta: el arroz. Dicen por ahí que los mejores los preparan en Lo Mas de Nuri, pero no te agobies, ¡no he comido un solo arroz malo en la zona!

Todavía en la parte norte del delta, podemos acercarnos a Riumar, dónde podremos dar un paseo por la ribera del Ebro, practicar la pesca deportiva y caminar entre algunos de los islotes que salpican la desembocadura del río. Eso sí, sé prudente al bañarte en esta zona ya que las corrientes son fuertísimas (y no se te ocurra meterte con una barca hinchable o acabarás naufragando como le pasó a un amigo de un amigo…).

Visita el delta el Ebro en otoño
default

Al día siguiente, exploraremos la zona sur del delta y aquí, si estás mínimamente en forma (es todo llano), de nuevo te recomiendo que aparques la furgpneta y recorras al menos una parte del parque natural en bicicleta. ¡Merece la pena descubrir estos paisajes a un ritmo más pausado! Rodearemos la laguna de la Tancada, conceremos la casa de la Fusta, pasaremos por diversos miradores y observatorios de aves y llegaremos a una de las joyas del lugar: la playa del Trabucador. Un espectáculo natural bañado a ambos lados por el mar y rematado por las Salinas de la Trinidad que es también lugar de culto para los amantes del kitesurf. Si nunca lo has hecho antes, diversas escuelas ofrecen cursos de iniciación, ¿te animas?

Para terminar esta escapada al delta del Ebro en otoño, si aún no te has cruzado con ningún flamenco, no te vayas sin buscar alguna de las colonias que habitan el parque.
Y, a la vuelta, no te olvides de contarnos si esta zona te ha enamorado tanto como a nosotros y de compartir tus zonas y momentos favoritos del viaje. Seguro se nos han escapado mil cosas más que hacer en Deltebre, pero esta es solo una guía básica para que te animes a visitar la zona.