Ibiza en furgo: good vibes!

ruta por Ibiza en furgo

Lejos del bullicio de la fiesta, el alcohol y turistas con la espalda roja, en Ibiza hay un  montón de parajes idílicos en los que reina la naturaleza y la tranquilidad, ideales para  hacer paradas y/o pernoctar viajando en furgo. Nosotros los descubrimos en verano, pero consideramos que son magníficos para visitar y disfrutar en cualquier época del  año. 

Recorrer Ibiza en furgo fue un viaje de ida. Era nuestra primera vez, en una furgo alquilada. Poco después, compramos la nuestra y ya no pudimos dejar de viajar en furgo. Han pasado tres años y aún nos emocionamos recordando el viaje, por eso queremos compartirlo contigo. Seas principiante o experto en el mundillo, Ibiza te hará enamorarte o re-enamorarte de esta forma de viajar. Pequeña, salvaje, manejable, sorprendente, con poco que conducir y mucho que disfrutar, esta isla es perfecta para la vanlife.

Nuestra ruta por Ibiza en furgo

Mirador Es Vedrá

El primer día, nos dirigimos a Cala d’Hort después de pasar la mañana en Cala Jondal. Sin apenas darnos cuenta, se nos hicieron las tantas en la playa haciendo snorkel por lo que decidimos quedarnos cerca a pasar la noche. Subiendo la cuesta, a mano derecha, se encuentra un descampado con unas vistas impresionantes del islote de Es Vedrá junto con Es Vedranell y el Illot de Ponent. No sabemos exactamente si se trata de un furgoperfecto,  pero cuando llegamos no éramos los únicos que habíamos decidido hacer noche allí. 

Sant Carles de Peralta

Suscríbete a Furgosfera

Realmente, es un parking de arena gratuito, pero sin hacer mucho alboroto se puede  pernoctar sin problema. Esta localización es muy práctica ya que queda a pocos kilómetros del mercadillo hippie de Las Dalias, de visita obligatoria. Y, por la mañana, os  recomendamos que os olvidéis del café del campingaz y vayáis a desayunar al bar de Can n’Anneta donde, después del cortadito y unas buenas tostadas, podéis animaros a probar el licor de hierbas que elabora tradicionalmente la familia, uno de los más  famosos de la isla. 

Ibiza en furgo

Cala de Sa Ferradura

Un furgoperfecto idílico. Sin duda, tiene que ser una de las paradas obligatorias. Se trata  de una estupenda cala que conecta con un islote en el que quedas totalmente rodeado por el mar. El lugar dispone de baños químicos y en los meses de verano hay un chiringuito genial en el que pasar las horas de calor tomando algo fresquito. El  ambiente es muy tranquilo y, aún en agosto, al final del día llegamos a quedarnos solos. 

Cala Benirràs

Según leímos antes de llegar a la isla, Cala Benirràs es una de las calas más mágicas de  la isla por su esperada puesta de sol al son de los tambores. Justo antes de llegar a la playa, hay un par de parkings a cada lado de la carretera llenos de pinos, perfectos para  resguardar la furgo del sol y del calor. Sacamos un par de cervecitas frías de la nevera,  algo de picar y nos fuimos directos a la playa a esperar a que comenzara el espectáculo  de percusión. Simplemente mágico. Una buena dosis de energía positiva.

Cala Salada/Saladeta

Dado que es una de las calas más turísticas de la isla, el parking se llena con mucha rapidez. Si queréis ir a Cala Salada y/o Cala Saladeta os recomendamos ir muy temprano por la mañana o, por el contrario, como nosotros, ir la noche anterior y pernoctar entre los pinos del parking. Por la mañana fuimos unos de los pocos privilegiados en escoger el mejor sitio.  

Cala Salada en Ibiza

Merendero San Carles

Por último, habilitado con varias mesas de picnic y zonas para barbacoa, el Merendero  de San Carles es un lugar excelente para comer y descansar de sol y playa entre las sombras de sus frondosos pinos. Nosotros estuvimos allí después de pasar la mañana exfoliándonos en la cala de Aigües Blanques, ya que queda a poco más de 10 minutos en furgo.