Cocinar sin cocina: 5 recetas rápidas y fáciles para comer bien de camper y algunas ideas para improvisar

Si tu madre ya se preocupa por cómo comes cuando estás en casa, ¡imagínate cuando viajas en la camper! Con una cocina que en el mejor de los casos parece de juguete pensará que es imposible comer rico y saludable.

Sabemos que en la despensa de tu caravana o furgoneta camperizada hay soluciones precocinadas o muy rápidas de cocinar que se caracterizan por sus sabores adictivos, fruto de la sal y el glutamato. Tranquilo, no somos tu médico y no te las vamos a quitar. Pero por si de vez en cuando te apetece comer bien de camper, te dejamos algunas ideas de recetas rápidas y fáciles que no obstruirán tus arterias.

Qué comer de camper con horno, microondas y nevera

Si tu furgoneta camperizada o caravana tiene todos estos electrodomésticos, este post no es para ti. Tu cocina camper es prácticamente como la de nuestras casas sin ruedas. Puede que incluso mejor, así que puedes buscar recetas rápidas y saludables en cualquier blog y aplicar los cientos de miles de resultados que encontrarás.

Qué comer de camper sin horno, pero con microondas y nevera

Se puede vivir sin horno y, aunque no lo creas, hay gente que guarda las sartenes limpias en cajones o armarios. Lo malo es que no podrás cocinar un asado, pero la mayoría de las elaboraciones típicas de horno que solemos hacer cuando viajamos en camper pueden hacerse al microondas.

Puede venirte muy bien contar con un estuche de vapor que te permita cocer en el microondas todo tipo de verduras, pero si no lo tienes, un bol cubierto con film hará las funciones. Puedes hacer de esta forma las patatas de la tortilla de patatas sin poner la cocina integrada perdida de aceite, o puedes calentar cualquier plato preparado o conserva.

Si las condiciones de tu cocina camper son estas, tenemos para ti dos de las recetas que más añoramos hacer cuando no tenemos horno, en su versión al microondas: un postre casero del tipo esponjoso, cual bizcocho, y una pizza.

Postre casero sin horno: mugcake de calabaza.

Pizza sin horno (con masa casera): pizza de setas en sartén.

Qué comer de camper sin horno y sin microondas, pero con nevera

Comer de camper se complica cuando no hay horno ni microondas. Hasta el desayuno puede resultar incómodo cuando no tenemos dónde calentar la bebida rápidamente, pero con la nevera podemos tener ingredientes frescos que convertirán en gourmet cualquier receta fácil hecha en nuestra cocina camper, como este Cous Cous marroquí con queso feta y rúcula, listo en unos 10 minutos.

O estos macarrones con crema de almendras y boletus que nos ofrecen una salsa casera deliciosa y ligera que puede hacerse y mezclarse con la pasta en una sóla sartén.

Qué comer de camper sin horno, microondas, ni nevera

¿Qué podemos llevar en una escapada en nuestra camper, si no tenemos horno, microondas ni nevera? Hablamos de pasar fuera varios días, no del recurrido bocadillo que puede salvarnos de una excursión a la montaña.

Esta respuesta no tiene trampa ni cartón, no vamos a hablarte de que lleves una nevera portátil o un hervidor de agua (aunque te vendría muy bien). No. Hay una forma de comer rápido, saludable y muy rico en tu furgoneta camperizada sin electrodomésticos.

Siempre que tengamos una cocina y una sartén o una cazuela, podemos freír y hervir, así que no tenemos más que aprovisionarnos de ingredientes o productos que no necesiten frío y que, a ser posible, tengan una larga vida útil.

Llegamos así a dos opciones de comida rápida que pueden ser tan saludables como tóxicas, dependiendo de su marca y de su etiqueta: las conservas y los deshidratados.

Estos dos tipos de procesados son lo que conocemos como “buenos procesados” siempre y cuando no contengan aditivos artificiales como saborizantes y texturizantes o una gran cantidad de sal (algo que suele ser habitual en las soluciones instantáneas).

Si quieres saber qué se considera mucha o poca sal en un alimento, puedes consultar este post.

¡Pero no tienes que elegir entre comer rico y comer a base de botes de verdura hervida! En el mercado, existen algunas opciones de deshidratados con mucho sabor que no tienen aditivos ni sal añadida. ¡Y sí, están buenos! Un ejemplo son los deshidratados de Trevijano, con los que podrás hacer platos como este en cuestión de 20 minutos sin necesidad de llevar nada más que aceite y sal.

Risotto de hongos con arándanos y piñones.

Si creías que la cremosidad de los Risottos se debe a la nata o al queso, esta marca te demuestra que estabas equivocado. El arroz, cuando es el indicado, se vuelve cremoso porque suelta el almidón al removerlo constantemente, añadiendo el agua de poco en poco.

La textura de estos risottos sin queso te sorprenderá, y tienen una amplia variedad disponible en tiendas físicas y online.

Si buscas algo más rápido y que te aporte la proteína de un segundo plato, también cuentan con una gama nueva de pastas y un cous cous con proteína vegetal que se hace en menos de 11 minutos.

Qué comer de camper sin cocina

Último nivel. ¡Sin horno, ni microondas, ni nevera, ni cocina! ¿Es posible? Pues sí, aún se puede comer bien durante varios días sin cocinar absolutamente nada.

Puedes recurrir a las conservas: latas de atún y tomate, verduras cocinadas enlatadas y legumbres que puedes hacer en ensaladas con algunas hortalizas o verduras que aguanten varios días sin refrigeración. Deberás prescindir de las hojas verdes, pero aún puedes contar con maíz cocido, encurtidos o algunos elementos frescos como pepinos, tomates y cebollas para tus platos veraniegos.

Otra opción, aunque los comerás fríos, son los vasitos de arroz ya cocidos y las conservas de platos preparados (vigila sus ingredientes, cuánta menos sal y azúcar, mejor), o algunas recetas deshidratadas que puedan rehidratarse en agua fría.

Quizá lo del deshidratado te suene a comida extraña, pero consumes muchísimas opciones deshidratadas o secas en tu día a día, como los cereales, las frutas secas, las especias, la legumbre o la pasta. El cous cous es otro de estos elementos que puede ser un primer plato estupendo y que se rehidrata en pocos minutos. Habitualmente, las marcas de cous cous venden la sémola de trigo sola, para que la cocines con tus verduras o junto con tu guiso favorito, pero existen algunas opciones de cous cous deshidratados con verduras, frutas, semillas y especias que se convierten en un plato saludable y muy sabroso con sólo añadir agua, aceite y sal. En los modos de empleo, encontrarás que el agua debe añadirse hirviendo, pero lo cierto es que rehidratan muy bien en agua fría dejándolos un poco más de tiempo.

¿Has probado alguna de estas opciones? ¿Cuál es tu mejor fondo de despensa en la camper? ¡Cuéntanos como te las apañas en los comentarios!