¿Quieres dormir mejor? Viaja en furgo

Foto: @vanvoyagers

Viajar en furgo para dormir más y mejor. No lo decimos sólo nosotros, esta vez son los científicos los que confirman con sus investigaciones que preparar la furgo y salir a la naturaleza más a menudo nos hace descansar mejor.

Según los autores de un estudio publicado en la revista científica Current Biology, la exposición a la luz natural puede reajustar cómo dormimos y mejorar nuestros ciclos de sueño. Aseguran que los resultados se notan después de un solo fin de semana de vanning.

Viajar en furgo activa nuestro reloj

viajar en furgo para dormir mejor
Foto: @irietoaurora

En el día a día nuestro cuerpo sigue un ritmo que anticipa las horas de vigilia y sueño. Este ritmo está muy relacionado con la luz y afecta a nuestro humor, fuerza física, nivel de alerta y necesidad de dormir. Cuando salimos en furgoneta nos exponemos mucho tiempo a la luz natural, ayudando a que nuestro reloj interno se mantenga en hora. En el experimento del que os hablamos, la gente que dormía en medio de la montaña conciliaba el sueño unas dos horas antes de lo habitual.

Suscríbete a Furgosfera

Suscríbete a Furgosfera

Pero por mucho que una escapada en furgo combata el insomnio, difícilmente dormiremos bien si el colchón es incómodo. Trata de hacer la mejor elección de colchón cuando equipes tu furgoneta. Hay una buena selección de colchones de calidad adaptables a la furgo con los que puedes ahorrarte dolores de espalda. Al final, es una buena inversión. Si eres de los que no puede dormir sin almohada procura no olvidarla.

Cualquier lugar es bueno para una buena siesta

Foto: @janppeter

Dormir mejor cuando viajas en furgo es fácil porque puedes escoger el cómo y el dónde. Nuestro jardín es el mundo y nuestro techo un millón de estrellas.

Puedes optar por dormir en la intimidad de tu vehículo, resguardarte en una cueva con un buen saco de dormir, pernoctar en una playa oyendo las olas o colgar una hamaca entre dos árboles para echar un sueñecito. Hay muchas opciones originales y prácticas para asegurarte una buena cabezadita en el “jardín”… ¿a quién no resulta tentadora una siesta frente al mar, desde la comodidad de una hamaca?

En invierno, si duermes al aire libre y no quieres imprevistos que te causen pesadillas, es importante llevar el equipamiento adecuado. No olvides un saco de dormir o una esterilla para disfrutar de tu noche al aire libre.

Viajar en furgo nos “desconecta”

En la vida cotidiana estamos rodeados de luz artificial, aparatos electrónicos y pantallas de varios dispositivos que dificultan el ciclo natural del sueño. Estos hábitos tecnológicos tienen consecuencias como insomnio, diabetes, obesidad o cambios de humor. Cuando salimos en furgo estamos ocupados en otras actividades que nos hacen olvidar (aunque sea por un rato) los dispositivos electrónicos.

Lo mejor es llevar contigo juegos de mesa con los que echar unas risas con tus compañeros de viaje o libros que tienes pendientes. Siempre encuentras un momento para disfrutar de las páginas de un buen libro, hacer ganchillo o disfrutar de una charla con tus amigos o tu pareja mientras cenáis a la luz de las estrellas. Si te alejas de las pantallas seguro que notas que te despiertas más despejado por la mañana.

Viajar en furgo para dormir mejor (y más)

Foto: @vanvoyagers

En la investigación se midieron también los niveles de melatonina, la hormona del sueño. El grupo que estaba de viaje al aire libre empezaban a aumentar sus niveles de melatonina 2 horas y media antes que el grupo que estaba en su casa. Además, dormían mejor. Se comprobó además que, incluso en invierno, los turistas itinerantes nos exponemos 13 veces más a la luz natural que si no saliéramos con la furgo.

 

Además de todo esto, con cada viaje en furgoneta camper descubrimos nuevas formas de ver el mundo, nos conocemos mejor a nosotros mismos y nos da amplitud para afrontar los problemas de la vida cotidiana. Y encima, mejora el sexo. Es un viaje que abrirá tu mente y mantendrá alejadas a las preocupaciones a la hora de irte a la cama. ¿Necesitas más razones para lanzarte a los viajes en libertad a bordo de una furgo?