¿Es sostenible viajar en furgoneta?

es sostenible viajar en furgoneta

La sostenibilidad y viajar en furgoneta camper no siempre van de la mano. Desde el auge de este tipo de turismo por allá en los 60, la comunión del colectivo vanlife con el medio ambiente siempre ha estado ligada a este estilo de vida. De hecho muchos creen que no se puede entender sin este respeto por el medio ambiente.

En las últimas décadas hemos estado viendo que el cambio climático avanzaba como un tren a gran velocidad. Hoy en día ese tren está próximo a descarrilar, pero antes de que sea irreversible, tenemos el deber de revertir lo que esté en nuestras manos.

La concienciación sobre los consumos en nuestros hábitos diarios es fundamental para determinar cuán sostenible somos en todo. Es decir, en el caso de las furgos, el hecho de instalar una placa solar en tu camper no te convierte en “capitán planeta”, sino que son nuestros hábitos, nuestro consumo y la demanda energética el problema. Unos hábitos que poco a poco se deben de llevar hacia el mínimo impacto. Algo que viajando en furgoneta casi sin darnos cuenta hacemos para no quedarnos tirados.

Suscríbete a Furgosfera

En este artículo vamos a tratar por encima algunos de los aspectos que debemos de tener en cuenta para que nuestra vida y viajes en furgoneta sean realmente sostenibles. Además veremos cómo con pequeños actos estaremos haciendo buen uso de los recursos naturales.

Autoconsumo energético

La propia condición de movilidad de las furgonetas y autocaravanas obliga a una autonomía energética si se quiere disponer de energía para el consumo cotidiano. Es decir, se necesita de una fuente de alimentación que viaje con nosotros y acumule la energía necesaria para darle uso en el momento que se requiera. En este caso hablamos de la batería auxiliar.

Como hemos dicho anteriormente, la instalación de sistemas fotovoltaicos autónomos no te convierten en un furgonetero super eco. Hay que pensar en la optimización del consumo energético y a la hora de plantear la instalación eléctrica de una furgoneta, darle el dimensionamiento adecuado según la demanda energética de los electrodomésticos a instalar.

Los paneles solares y baterías generan una huella energética bastante importante y una instalación de cuatro placas solares y dos baterías sólo para estar sobradamente abastecido y no quedarse tirado, no es lo correcto. Lo correcto es la evaluación del consumo energético que vas a necesitar y en base a eso montar tu instalación ajustada a tus necesidades.

Sabemos que la inversión en el equipo energético es muy alta, nuestro seguro para campers , incluye estos materiales y accesorios para que viajes con la tranquilidad de tenerlo todo controlado.

campercover

Furgonetas de segunda mano

A la hora de comprarse una furgo o en una camperización hay que pensar en lo que te va a costar el “hierro”, es decir, la furgoneta. Una furgo ya fabricada y circulando es un recurso reutilizable que si no se aprovecha, acaba en el chatarrero.

Comprando una furgoneta de segunda mano y reparándola (en el caso que lo precise), estamos evitando que se vuelva a hacer un derroche de materia prima y energía para la fabricación de una furgo nueva. A fin de cuentas reutilizamos un recurso y le damos un nuevo uso a algo que si nadie lo compra se convierte automáticamente en residuo.

Entre los clientes de Campercover sois muchos los que habéis optado por camperizar una furgo de 2 mano, somos conscientes de todo el esfuerzo que se ha invertido en estos vehículos y por este motivo también disponemos de una modalidad de seguro para esta furgonetas camperizadas.

furgo sostenible

Emisión de CO2

Todo el mundo tiene cuñado y tú también tienes uno. Y puede que alguna vez tu cuñado te haya soltado: «Sí pero es que tú viajas con furgo y no veas lo que contamina eso». La realidad es que tiene razón, las furgonetas y autocaravanas están vetadas por la emisones de CO2 en muchos lugares. Obvio, tienen un consumo de combustibles fósiles ergo contaminan. Muchas de ellas con el paso de los años más todavía.

Pero probablemente tu cuñado no sepa que muchas furgonetas, pese a ser viejas, consumen alrededor de los 10L a los 100km. Un valor que el coche nuevo y recién salido del concesionario que tiene aparcado en la puerta tu cuñado, consume mucho más.

Lo que realmente influye en la emisión de CO2 es la manera de conducir de cada uno. Contaminan, sí, pero el factor determinante es tu conducción.

Consumo responsable de agua

El consumo de agua en nuestras campers debe de optimizarse por varias razones. La principal es porque los depósitos necesitan grandes cantidades de litros de agua y el agua es un bien escaso.

Otra de las razones es porque cuanto más agua gastemos, más debemos reponer y eso, además de parar nuestro viaje para buscar un lugar donde rellenar nuestros depósitos, es malgastar agua.

Por eso debemos cuestionarnos nuestros hábitos y plantearnos un buen uso y ahorro del agua a la hora de lavar platos, cocinar, etc., y no solo en nuestras campers.

es sostenible la furgo

Vertido de aguas

Aunque suena evidente, no todo el mundo vierte las aguas residuales de sus furgonetas y autocaravanas allí donde toca. El porcentaje es pequeño pero desgraciadamente haberlos haylos y es deber de todos responsabilizarnos para que esto no pase.

Tanto las aguas grises como las aguas negras deben vaciarse únicamente en aquellos puntos preparados exclusivamente para ello. Estos lugares normalmente son fosas en las que una empresa se encarga de la recogida y tratamiento de las aguas residuales.

Pese que a priori parezca correcto, no se debe verter en los alcantarillados porque las depuradoras municipales no filtran lo suficiente y un gran porcentaje de los productos químicos y compuestos vertidos desde los depósitos de nuestras furgonetas, acaban en cursos de río o en el mar. Así que si estás leyendo esto y lo has hecho alguna vez, nunca máis.

viajar en camper sostenible

Comprar en comercio de proximidad

Por último hablemos de la comida. El llevar la casa a cuestas te permite almacenar comida y bebida para tu viaje y empezar tu ruta con la despensa llena. Pero tarde o temprano llega el momento de reponer.

Algo que va muy bien a la hora de escoger la comida que nos comemos, es pensar la cantidad de CO2 que ese alimento ha generado desde que sale de la huerta hasta tu boca. Por ejemplo, la manzana que trae el agricultor al mercado o la de la frutería de toda la vida, al ser comercio de proximidad, siempre tiene menos distancia a recorrer que un kiwi que viene en avión desde Nueva Zelanda. En este caso, por muy bueno que esté ese kiwi, siempre es mejor comerse la manzana.

Muchas veces nos perdemos por pueblos y lugares remotos en los que no se obtienen todos los productos que podemos hallar en las urbes. Pero es en esos momentos cuando debes aprovechar para probar ese queso, ese vino o ese cántaro de leche fresca del pueblo en el que te encuentres.

Es por eso que siempre que puedas compres en ese comercio local de toda la vida, en el mercado municipal, en los mercadillos semanales, etc., que ofrecen productos de proximidad y km 0. Además estos mercados acostumbran a tener unos productos frescos y excelentes y con tu compra se potencia el comercio local.

Este es uno de los motivos que llevó a Campercover a colaborar en el proyecto Vanwow:  una iniciativa para promover este tipo de turismo que se deja llevar por los aromas y sensaciones que se viven en las zonas que visita.  Ese turismo que disfruta descubriendo la identidad única de los lugares que están fuera de las grandes rutas del turismo comercial.

La concienciación es la mejor arma

El turismo en furgoneta camper se encuentra en plena expansión en todo nuestro país. Como movimiento “novedoso” no queda exento de polémicas que muchas veces son traducidas en intereses económicos de aquellos que ven peligrar un status quo.

Es por eso que es importantísimo que este movimiento spanish vanlife crezca y se haga grande con la mayor concienciación y buenas prácticas y que estas responsabilidades sean de todos y no de unos cuantos. Porque si un movimiento social crece desde una perspectiva de concienciación se vuelve referente. En cambio, si crece rápido y mal se vuelve un problema.

En este artículo te hemos dado unas pequeñas pinceladas, razones y consejos para que los puedas poner en práctica, ya no solo durante tu viaje, si no durante tu día a día. A partir de aquí, depende de ti. Porque al fin y al cabo en esos pequeños cambios reside el verdadero objetivo que se traduce en poder frenar el cambio climático: la concienciación.