Escapar de la Navidad: un sueño y tres destinos

Escápate de la Navidad con TMCamper

En esta época del año de la alegría impostada y el consumismo desmedido, muchos soñamos con escapar de la Navidad a algún lugar sin villancicos, luces de colores, gorritos de Papá Noel, cenas familiares obligatorias ni regalos innecesarios. Si siempre te has sentido un poco Grinch pero has sucumbido a la presión social de celebrar la Navidad porque tampoco sabías cómo escapar, déjanos darte un par de ideas.

 Primero: Hazte EL regalo de Navidad definitivo.

Junta todo ese presupuesto malgastado en amigos invisibles, cavas, cenas caras, trajes de noche y demás gastos superfluos con esos ahorros que llevas años guardando para equipar tu furgo y ponte en contacto con TM Camper. Deja que ellos se encarguen de convertir tu furgo en la casa rodante que siempre has soñado y vete al segundo paso.

Segundo: Elige EL destino

Elige uno de estos tres destinos, ponte al volante de tu brand new cámper y termina el año viajando por Grinchlandia (aka cualquier tierra donde la Navidad no exista).

Escápate con tu furgoneta camper esta Navidad
Hasta el Grinch puede caer en la tentación de un detallado navideño en la furgo ;p

Opción A: Marruecos

No necesitas ir muy lejos para escapar de la Navidad. Solo necesitas coger el ferry y cruzar el estrecho. En Marruecos, donde la fe dominante y oficial es la musulmana, poco o nada te recordará que estamos en esta época del año. Ni siquiera la temperatura, que aquí roza los veinte grados a la sombra en pleno Diciembre.
Si bien es cierto que en las grandes ciudades puedes ver escaparates decorados con motivos navideños o cajeros de supermercado vestidos de Papá Noel, no es más que un intento de hacer caja importando celebraciones extranjeras (del mismo modo que lo hacen en Halloween, por ejemplo). Y fuera de las grandes urbes no encontrarás nada de esto.
En Marruecos podrás terminar el año entre el caos de los zocos, el sonido de las llamadas a la oración y la inmensa tranquilidad del desierto. Un reseteo y ruptura total de la rutina.

Camperiza tu furgo con TM Camper

Opción B: Turquía

Aunque hay minorías católicas, la Navidad no es una fiesta que se celebre oficialmente en Turquía. Sí celebran, sin embargo, un intercambio de regalos la noche del 31 de diciembre que nos hace pensar en nuestra Nochebuena. Y también se adornan las calles con luces de colores en estas fechas para recibir el nuevo año. En Estambul puede que incluso llegues a encontrarte algún Papa Noel por la calle, repartiendo caramelos, y seguro encontrarás todo tipo de decoraciones navideñas en los mercados y los centros comerciales.
Sin embargo, en los últimos años, los detractores de la Navidad han aumentado y cada año la época festiva está rodeada de polémica. Mientras una parte de la población adora celebrar estas fiestas, despojadas para muchos de su significado religioso; otra aboga por “recuperar la identidad islámica del país”.
Si bien Estambul es visita obligada en Turquía, para desconectar por completo de la locura navideña te recomendamos escaparte a poblaciones más pequeñas y tradicionales como Uzungol o Sanliurfa, ambos hacia el lado oriental del país. En este artículo de Rumbo Zen encontrarás más información y consejos para viajar a Turquía con tu furgo.

Opción C: Rusia

Si decides escapar de la locura navideña poniendo rumbo a Rusia, solo has de tener en cuenta volver antes del 7 de Enero. Este país ortodoxo sí celebra la Navidad, pero sigue el calendario juliano, retrasado 13 días respecto al gregoriano, por lo que sus celebraciones comienzan cuando la nuestra se acaba. Aunque incluso si decides quedarte más tiempo, lo que vivirás allí no tendrá nada que ver con la Navidad a la que estás acostumbrado. Por ejemplo, Papá Noel se llama allí Ded Moroz y entrega sus regalos, acompañado de su nieta Snegurochka, el día de año nuevo, que es nuestro 12 de enero.  Así que, quién sabe, puede que las peculiaridades de la cultura rusa te hagan reencontrarte con el gusto por estas fiestas. ¿Te animas a pasar la Navidad en Winterland?

Yo, como soy más de climas cálidos, creo que me quedo con la opción de Marruecos. ¿Con cuál te quedas tú?

Y, por cierto, ¿qué estilo le quieres dar a tu futura nueva cámper? Yo me he enamorado del Nordik Wanderer, pero la verdad es que está difícil decidir entre todas las opciones que nos ofrecen en TMCamper. ¿Cuál es tu favorito?

¡Cuéntanos en los comentarios!