Turismo en furgoneta: el low travel está de moda

Turismo en furgoneta

Cada vez son más los viajeros que se rinden al turismo en furgoneta camper, y no es para menos, porque la fórmula es perfecta. Pongámonos en situación. Se acerca el verano, no nos confirman los días de vacaciones, el tiempo apremia. Hay que reservar hotel, comprar billetes, concertar las visitas, hacer las mini-maletas del vuelo low cost y correr al aeropuerto dos horas antes. Espera… ¿y el perro? ¿qué hacemos con el perro? Son esos momentos estresantes y maravillosos previos a un viaje, mochilero o de turista.

Sin embargo, cada vez más personas están optando por tomárselo con un poco más de calma. Prefieren otro tipo de turismo, más independiente, relajado, hermano del “low travel” y que permite viajar sin tanta planificación, por menos dinero y en contacto con la naturaleza: el turismo en furgoneta camper. Una filosofía de vida y de turismo que reúne, en poco espacio, todo lo que se necesita a la hora de viajar: el transporte y el alojamiento. La libertad de decidir el “dónde” y el “cuándo” es lo que más engancha a los viajeros de furgoneta camper.

Muchos dicen que viajar en furgo es comparable a alojarse en un hotel de 1 millón de estrellas, las que se ven cada noche desde la terraza de la furgo. Y además, las furgonetas ¡son preciosas!

Suscríbete a Furgosfera

Una moda que no para de crecer

Turismo en furgoneta
Foto: La Paka Volkswagen

La percepción de que hacer turismo en furgoneta camper es un modelo trasnochado y propio de personas sin recursos ya se ha quedado anticuado, aunque aún queda mucho por hacer para que las administraciones reconozcan que es un turismo valioso y que se deja gran parte del presupuesto en los comercios de los pueblos que visitan.

El crecimiento del turismo itinerante ya es un hecho que no se puede negar, durante el año pasado se alcanzaron niveles “pre-crisis” en las cifras de ventas de furgonetas camper y autocaravanas y también aumentó el alquiler de este tipo de vehículos. Aún así, España sigue siendo uno de los países con menos furgonetas camper y autocaravanas de la Unión Europea, muy por debajo de Francia, Reino Unido, Portugal, Alemania e Italia. Nuestros vecinos europeos utilizan ya desde hace mucho tiempo estos medios de transporte y alojamiento para hacer turismo por el continente y también por nuestro país. Por suerte, cada vez son más los españoles que se han pasado a los viajes en furgo.

¿Turismo en furgoneta? ¿Eso no es de hippies?

Turismo en furgonetaEl perfil del viajero que hace turismo en furgoneta camper se aleja mucho de la imagen que se tiene del colectivo en algunos sectores. Tres cuartas partes de los turistas itinerantes son mayores de 50 años, aunque cada vez son más las familias y parejas jóvenes que se unen al modo de vida unido a las furgonetas camper. La mayoría tienen un nivel adquisitivo medio y viajan alrededor de 200 días al año. Con estos datos delante ¿quién puede dudar de que gran parte del dinero que gastan va a parar a bares, restaurantes, museos y comercios de los lugares que visitan? Son amantes de la gastronomía local y del patrimonio cultural y sus valores son afines al respeto del medioambiente y al turismo responsable y sostenible.

La mayoría estacionan y pernoctan en los lugares que se destinan para poder hacerlo y conocen las diferencias entre aparcar y acampar (si aún no lo tienes claro, aquí te resolvemos algunas dudas). Se comportan de manera discreta y respetuosa con la naturaleza, de la que disfrutan practicando deportes al aire libre, como la escalada, el ciclismo, el surf o el senderismo. Puedes ver un ejemplo de la diversidad que existe entre los amantes de los viajes en furgo en nuestra sección Furgonistas.

¿Necesitas más razones para lanzarte a la aventura del turismo itinerante? En nuestro canal de Youtube puedes ver el manifiesto de los viajeros en furgo ¡no olvides suscribirte!. También puedes echar un vistazo al resto de contenidos de la página para conocer a más viajeros de furgoneta camper, destinos “on the road”, trucos y más inspiración para lanzarte a la aventura de viajar en furgo. ¡Buen viaje!