Surfeando al Círculo Polar en una T3. Primera etapa.

Círculo Polar en una T3

Ya llevo 12 días de mi aventura al Círculo Polar en una T3 y está siendo toda una locura. Todo está saliendo más o menos como me esperaba. Estoy conociendo lugares alucinantes, a gente con historias increíbles, viviendo experiencias inolvidables y surfeando -aunque poco- en sitios brutales.

Iniciando mi viaje: Francia

En estos primeros días de travesía al Círculo Polar en una T3 he atravesado toda Francia, parando en Saumur hasta llegar a Normandía. El primer pueblo costero que visité fue Honflour. Es un pueblo justo enfrente de Le Havre. Es muy bonito y muy turístico. Tienen una iglesia vikinga y un puerto en la plaza del pueblo. Mi idea inicial era quedarme a dormir allí, pero no me convencía del todo el área que hay. Así que me fui a Etretat, que era el siguiente pueblo al que quería ir.

Cuidado con los peajes en Le Havre

Suscríbete a Furgosfera

Si alguien planea hacer el mismo recorrido y quiere pasar el río Sena, os recomiendo no cruzar directamente por el puente que va a Le Havre. El peaje reconoce las furgos como camión, por lo menos en mi caso y sale muy muy caro. Hay otro puente río arriba que es mucho más económico. Sólo hay que hacer unos kilómetros de más.

Etrerat y sus acantilados

Etretat es un pueblo espectacular, tiene unos acantilados impresionantes. Ese ha sido el único sitio en el que he surfeado de momento. Aunque las olas son bastante sin más, el entorno es de 10. Allí pasé una noche y fui subiendo poco a poco por carreteras generales bordeando la costa hasta llegar a Le Treport. Pasé por Yport, Fecamp y Dieppe. Todos estos pueblos son muy parecidos, aunque cada uno tiene sus cosillas que destacar. Es una zona muy tranquila, aunque en verano debe de estar masificada ya que son los pueblos donde veranea gran parte de la población del norte de Francía.

Arras: muy recomendable

Al no haber previsión de que entrasen olas, decidí ir en dirección norte hacia Holanda. Para ello pasé una noche en Arras. Una ciudad con una arquitectura increíble y con mucho movimiento de gente. Una ciudad muy recomendable para parar si te pilla de paso. Esa noche que pase allí, conocí a Hamilton, un chico que llevaba tres meses viajando en su bici desde Marruecos con la idea de llegar a Ámsterdan.

Sigo en busca de olas en Holanda

surf-holanda

Al día siguiente emprendí camino hacia Leiden. Es una pequeña ciudad holandesa cerca de La Haya donde he pasado el fin de semana con unos amigos. Leiden me ha sorprendido. Es una ciudad muy parecida a Ámsterdam, pero en pequeño y en tranquilo.

El domingo por la tarde me despedí de mis amigos y me dirigí a las playas de Ijmuiden esperando surfear. Pero el mar parecía una piscina, no había nada de olas. Así que, a pesar de ser ya tarde, decidí ir a dormir a un mini camping que tenía fichado en Ámsterdam.

Pernocta: algunos momentos de agobio

Ahí empieza una pequeña locura con la que me agobié un poco. Llegué al camping y resultó que estaba cerrado aunque en la web dice que está abierto todo el año. Me fui a la otra punta de Ámsterdam, al área de autocaravanas, pero la máquina no reconocía mi tarjeta de crédito. Ya un poco agobiado busqué otro parking que tenía marcado y, tras aparcar y tener toda la furgo lista para pernoctar, no me dio buenas sensaciones. Se trata de un parking cerca de un polígono en el que viven permanentemente varias autocaravanas y decidí moverme. Pero no sabía dónde…. Ya era muy tarde y en ciudades tan grandes no me mola dormir en cualquier calle. Tras quedarme sin uñas y calmarme un poco, decidí moverme a Voledam, donde ya he pasado dos noches y se está de lujo, un sitio muy tranquilo y a 15 km de Ámsterdam.

Decir que para buscar los sitios para dormir estoy usando la aplicación Park4night, que te indica mogollón de sitios para dormir por todo el mundo. Y hasta ahora eso es más o menos una pequeña crónica de todo lo que he vivido esta primera larga semana de viaje. Os dejo con el vídeo y no olvidéis seguirme en Facebook e Instagram!

 

Alejandro acaba de iniciar un roadtrip en su Volkswagen T3 por la costa europea de 3 meses. El recorrido comienza en Santander,llegando hasta Noruega. Surfeará por las costas de Francia (Yport), Bélgica (T-zin), Holanda (Ijmuiden), Alemania (Sylt) y Dinamarca, antes de llegar a la costa de Noruega (Jaeren, Ervik, Hoddevik, Unstan). El objetivo es surfear en diferentes playas y ver en primera persona cómo viven este deporte en los países más fríos de Europa. Puedes seguir su viaje aquí y en Bitácora Rumbo Norte.